SEAT Leon 1.5 TGI

SEAT Leon 1.5 TGI, un hatchback configurado para rodar con gas natural

SEAT Leon 1.5 TGI
Esta versión del SEAT Leon trae instaladas de fabrica las adaptaciones necesarias para que su motor turbo 1.5 TGI pueda funcionar con GNC.

Con la llegada del SEAT Leon 1.5 TGI, la casa española configura una nueva opción en su gama que funciona con gas natural. En total, son cinco opciones de tren motriz y esta en particular, viene de fábrica con todo lo necesario para operar con GNC sin problemas. Dicha configuración también se puede obtener con la carrocería familiar Sportstourer.

Visto desde afuera, el Leon 1.5 TGI luce igual a cualquiera de sus hermanos de gama y se puede obtener en acabados Style, Xcellence y FR. La cabina tampoco tiene cambios e independientemente del acabado, el panel de instrumentos Digital Cockpit viene de serie. Por lo demás, este SEAT trae todo lo acostumbrado en cuanto a confort y tecnología.

La gran diferencia es su motor turbo 1.5 TSI de cuatro cilindros. Este bloque funciona bajo ciclo Miller y tiene una alta relación de compresión (12,5:1), para aumentar su eficiencia y disminuir las emisiones. De esta manera entrega 130 hp de potencia y 200 Nm de torque, que se pueden gestionar con una caja mecánica de seis cambios o una automática DSG de siete marchas.

Como es de esperar, varios componentes del motor han sido adaptados a las propiedades del gas natural, para evitar potenciales daños. Y los respectivos tanques de almacenamiento han sido dispuestos de forma tal que no roben tanto espacio al interior. Se trata de tres unidades con una capacidad neta de 17,3 kilos, instalados en la parte posterior del auto.

SEAT Leon 1.5 TGI

De esta forma, el SEAT Leon 1.5 TGI procura usar el GNC la mayor parte del tiempo; pero en caso de agotarse o detectar una pérdida de presión en los tanques, el auto pasa automáticamente a funcionar con gasolina. Esta se almacena en un pequeño deposito auxiliar de 2,3 galones y permite extender la autonomía hasta encontrar la siguiente estación de servicio.

La casa ibérica señala que este hatchback puede recorrer hasta 440 kilómetros con una recarga de GNC; por lo cual el costo por kilómetro puede ser hasta 50% menos que en un auto equivalente a gasolina. En cuanto a emisiones, registra entre 107 y 118 g/km de CO2, aproximadamente un 25%; al tiempo que es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 203 km/h.

En Autosdeprimera: SEAT Ibiza FR vuelve a incorporar el motor 1.5 TSI y la caja DSG

Comentarios