Volkswagen T-Cross Comfortline Plus AT: El rival que faltaba en el segmento de los mini SUV

Volkswagen T-Cross Comfortline Plus AT

La casa alemana trae al país este atractivo modelo de carácter familiar, cuyas principales fortalezas están en el confort, el espacio interior y la seguridad.

Por Santiago Álvarez (@santi_al91)

Una de las marcas que se había demorado en ingresar al exitoso segmento de los mini SUV era Volkswagen, pues apenas el año pasado presentó la T-Cross, un modelo que se comercializa a nivel global y que ya está presente en nuestro país, proveniente de Brasil, donde es fabricado a la par con los Polo y Virtus, de los cuales adopta muchos elementos.

Este moderno mini SUV busca convertirse en uno de los modelos más exitosos de la marca alemana en la región, pues combina un estilo sobrio con buen espacio interior y un acertado nivel de equipamiento y seguridad. A continuación les mostraremos los principales detalles de la Volkswagen T-Cross que pudimos probar en su versión Comfortline Plus, la más equipada.

volkswagen t cross comfortline plus at 2019

Diseño

La Volkswagen T-Cross adopta el estilo de los nuevos modelos de la marca alemana con una parrilla horizontal y grandes faros alargados con iluminación Full LED. A su vez, el parachoques le brinda más robustez al diseño, donde se alojan unas exploradoras con función de luz de giro en las curvas.

En los costados hay trazos rectos y encontramos un pliegue que se une con las manijas de las puertas y se proyecta hasta la parte posterior, al tiempo que se destacan las barras de techo y los protectores inferiores en color negro.

volkswagen t cross comfortline plus at c

Esta versión Comfortline Plus se distingue de las demás por el estilo de sus rines de 17 pulgadas, lo cual le confiere una distancia respecto del suelo de 19 centimetros. Finalmente, en la parte posterior también encontramos unos stops LED, que están unidos por una franja oscura.

Sobre la plataforma modular MQB A0, el fabricante desarrolló una variante de la T-Cross adaptada para la región (más grande que la versión europea), la cual mide 4,20 metros de largo, 1,76 metros de ancho, 1,57 metros de alto y 2,65 metros de distancia entre ejes.

Interior

volkswagen t cross comfortline plus at d

Al interior de la Volkswagen T-Cross encontramos un habitáculo sobrio, con buen estilo y que al igual que en los Polo y Virtus, tiene demasiados plásticos duros por todas partes, lo cual le resta algo de calidad. En Colombia no se ofrece el cuadro de instrumentos digital, pero el timón es regulable en varias posiciones y viene con levas de cambio.

Ya en la consola central nos encontramos con la pantalla táctil de 8,5 pulgadas con interfaz Discover Media y App Connect con conectividad Apple CarPlay y Android Auto y el equipo de sonido Beats de seis parlantes. Sobresale también el soporte para celulares Dockstation y el climatizador automático Climatronic, el cual no es bizona.

volkswagen t cross comfortline plus at e

El equipamiento de esta versión de T-Cross incluye espejos abatibles con función tilt down, asiento del conductor regulable en altura, cámara de reversa con sensores de parqueo, sensor de lluvia, techo panorámico, control de crucero, mandos de voz, acceso y arranque sin llave, encendido automático de los faros y asistente de parqueo Park Assist 3.0, entre otros elementos.

En cuanto a seguridad, la Volkswagen T-Cross obtuvo cinco estrellas en las pruebas de Latin NCAP y mención “Advanced Award” gracias a sus seis airbags, frenos ABS con EBD, anclajes ISOFIX, asistente de arranque en pendientes, controles de estabilidad y tracción, diferencial electrónico EDS, frenado multicolisión MKB y monitoreo de presión de las llantas.

volkswagen t cross comfortline plus at f

Tanto en la parte delantera, como trasera, es evidente el buen espacio para la cabeza y las piernas y la T-Cross se siente espaciosa para cinco pasajeros. Los ocupantes de las plazas traseras además se benefician de salidas de aire acondicionado y dos puertos USB, mientras que el respaldo posterior se puede regular en su inclinación para brindar más confort.

En cuanto al baúl, una amplia compuerta nos da acceso a un espacio con 373 litros de capacidad y, como ya mencionamos, la inclinación del respaldo posterior se puede ajustar para aumentar ligeramente la capacidad del baúl (hasta 420 litros) y también se podrá plegar por completo. La rueda de repuesto es de tipo temporal y se ubica bajo una bandeja que se puede colocar en dos alturas.

Desempeño

volkswagen t cross comfortline plus at g

En cuanto a la configuración mecánica, la apuesta de Volkswagen es muy conservadora y adopta el conocido motor atmosférico 1.6 MSI que anima a los VW Polo y Virtus. Entrega 110 hp de potencia a 5.800 rpm y 155 Nm de torque a 4.000 rpm, los cuales son gestionados por una caja automática Tiptronic de seis marchas con levas en el volante. De momento no hay versiones turbo ni con tracción total.

Esta versión Comfortline Plus solo viene con caja automática, la cual muestra unos cambios largos que penalizan el desempeño y será necesario hacer uso del modo manual de la transmisión para obtener la mejor respuesta del motor, el cual tiene un desempeño correcto en ciudad. En carretera no habrá que tener miedo a revolucionarlo.

volkswagen t cross comfortline plus at h

Uno de los mejores aspectos de la T-Cross está en la suspensión, que ofrece una estabilidad óptima en las curvas y absorbe muy bien todas las irregularidades del camino, por lo cual brinda un elevado confort de marcha, incluso en destapados. Frenos y dirección también funcionan con mucha precisión, mientras que el consumo promedio fue de 40 km/galón, algo elevado.

Al final, consideramos que el motor atmosférico y el exceso de plásticos en el interior son puntos a mejorar, junto con un precio de venta relativamente alto de esta versión Comfortline Plus ($83'990.000). Eso sí, hay que destacar el buen espacio interior, completo equipamiento, elevado nivel de seguridad y marcha confortable que ofrece la Volkswagen T-Cross.

Conclusión

volkswagen t cross comfortline plus at i

La Volkswagen T-Cross es un vehículo de vocación global, que ha sido adaptado a las condiciones regionales y cuyo objetivo es convertirse en un referente en el exitoso segmento de los mini SUV, donde competirá frente a modelos como Chevrolet Tracker, Ford EcoSport, Jeep Renegade, Mazda CX-3, Nissan Kicks, Peugeot 2008, Renault Captur y Suzuki Vitara, entre otros.

Sin embargo, la T-Cross también tendrá entre sus rivales a dos productos muy apetecidos en nuestro país, como son los Volkswagen Golf y Jetta, que por un valor muy similar ofrecen unas cualidades muy valoradas por los clientes de la marca. Solo el tiempo y las preferencias de los compradores harán que uno u otro triunfen en nuestro mercado.

  • Nos gustó: Buen espacio interior, confort de marcha, equipamiento y oferta de seguridad.
  • Podría mejorar: Exceso de plásticos en el interior y configuración mecánica.

EN VIDEO:T-Cross, el nuevo SUV de entrada de Volkswagen | Lo probamos