Kia Niro Zenith: Un confortable SUV compacto que funciona con gasolina y electricidad

Kia Niro Zenith 2019

La marca coreana amplía su oferta de movilidad sostenible con este modelo que tiene un amplio interior, buen equipamiento y también es eficiente en consumos y emisiones.

Por Santiago Álvarez (@santi_al91)

Kia es una de las pocas marcas que actualmente está apostando por los modelos eléctricos e híbridos en Colombia y para ampliar su portafolio trae al país el nuevo Niro, un SUV de tamaño compacto concebido para ser un vehículo de motorización mixta desde su nacimiento y el cual comparte algunos componentes con el Hyundai Ioniq.

Este modelo es uno de los grandes exponentes de los avances que la marca coreana ha logrado en los últimos diez años en diversos apartados y, aprovechando su reciente lanzamiento, decidimos poner a prueba en diversas circunstancias a este inédito modelo, que a pesar de no tener rivales directos, su precio y tamaño lo ubican en el mismo segmento de una Nissan Qashqai o Subaru XV.

kia niro zenith 2019 atras

Diseño

Pese a su carácter híbrido, el Kia Niro no parece un “prototipo andante” y más bien toma muchos elementos de diseño vistos en otros modelos de la casa, como la famosa nariz de tigre o los faros frontales de proyección con luz diurna LED. Y a pesar de algunas líneas cromadas y apliques metalizados en los parachoques, el conjunto tiene un aspecto bastante sobrio.

Obviamente no se deja de lado el concepto de SUV y encontramos unos apliques de color negro en los bajos que incrementan la impresión de robustez, los cuales hacen contraste con las barras de techo plateadas. El conjunto cuenta con unos vistosos stops LED y solamente un emblema en el portón posterior delata que es un vehículo híbrido.

kia niro zenith 2019 ruedas

En general, las superficies de la carrocería son limpias y los trazos muy sutiles, lo cual ayuda a que su coeficiente aerodinámico sea de 0,29 Cx y se complementa con unas curiosas aberturas en la parte frontal, que canalizan el aire hacia el interior de las ruedas, cuyos vistosos rines de 18 pulgadas (versión Zenith) calzan llantas en medida 225/45.

El diseño exterior es obra de los centros de estilo que Kia tiene en Estados Unidos y Corea, dando como resultado un SUV que mide 4,35 metros de largo, 1,80 metros de ancho y 1,54 metros de alto, con una distancia entre ejes de 2,70 metros. Todo ello ha sido montado sobre una plataforma exclusiva que emplea una importante cantidad de aluminio y aceros de alta resistencia (53% de su estructura).

kia niro zenith 2019 perfil

Interior

A tono con el sutil diseño exterior, la cabina del Kia Niro destaca por su sobriedad y encontramos la ergonomía y calidad de materiales ya vista en otros productos de la marca, la cual transmite una impresión positiva. Si bien hay plásticos duros, las zonas más expuestas están recubiertas en una textura blanda y hay una importante cantidad de apliques en negro brillante.

Como es habitual en toda la gama local de Kia, no puede faltar la central multimedia Kinet Plus, con una pantalla táctil de ocho pulgadas. Resulta facil de usar, pero su interfaz gráfica no es muy llamativa y requiere la descarga de varias apps en el sistema del vehículo, pues tampoco hay la opción de Android Auto o Apple CarPlay.

kia niro zenith 2019 interior

A pesar de que el velocímetro sigue siendo análogo, el cuadro de instrumentos tiene un display digital en lugar de tacómetro, el cual nos muestra información sobre autonomía, carga de batería, uso de energía y estilo de conducción, sumándose al completo computador a bordo, que incluso hasta permite ver el flujo de energía y el grado de eficiencia en nuestro ritmo de manejo.

En cuestiones de espacio interior, este Kia está favorecido por unos ejes muy desplazados hacia los voladizos, lo cual permite una notable amplitud adelante y atrás. Así mismo, la anchura del Niro permite sentar a tres pasajeros en la parte posterior, favorecidos por un túnel central casi plano y la forma del techo, brindando un notable nivel de confort incluso en viajes largos.

Nosotros probamos el Kia Niro Zenith (el más equipado), que trae luces de encendido automático, climatizador bizona, control de crucero, sistema de audio de seis parlantes, cámara con sensores de reversa, apertura KeyLess, tapicería en cuero, luz diurna LED, sunroof, rines de 18 pulgadas bitono y exploradoras, entre lo más destacado.

kia niro zenith 2019 instrumentos

Ya a nivel de seguridad nos encontramos con elementos como siete airbags, frenos ABS con EBD, controles de estabilidad y tracción, anclajes ISOFIX, asistente de arranque en pendientes y monitoreo de presión de llantas. Algo curioso en un modelo tan tecnológico es que el freno de parqueo es de pedal, en lugar de emplear un botón electrónico.

Pese a sus dimensiones compactas, el Kia Niro es bastante practico y ofrece un baúl con 401 litros de capacidad, cuyo respaldo posterior es plegable (divido en proporción 60:40), pero carece de una bandeja cubreobjetos. Al mismo tiempo, cuenta con una notable cantidad de huecos para guardar cosas y hay portavasos en todas las plazas.

kia niro zenith 2019 baul

Comportamiento y Mecánica

Bajo el capó del Kia Niro encontramos un esquema híbrido compuesto por un motor 1.6 GDI atmosférico de gasolina (105 hp/147 Nm) y un impulsor eléctrico de 240 voltios (43 hp/170 Nm), cuyas cifras combinadas de potencia y torque son de 139 hp a 5.700 rpm y 265 Nm desde 1.000 rpm. Todo el poderío es enviado a las ruedas delanteras por medio de una caja DCT de doble embrague y seis marchas (con modos Eco o Sport).

A diferencia de otros híbridos enchufables que ruedan en Colombia, todo el sistema híbrido es 100% automático y es el mismo vehículo el que determina en que momento solamente usa el motor eléctrico o combina ambos impulsores, dependiendo de la carga de la batería, las necesidades de aceleración y las condiciones de manejo. Hay que anotar que la batería de 1,56 kWh de capacidad se recarga con frenada regenerativa o el uso del motor térmico.

kia niro zenith 2019 motor

Al iniciar la marcha, el Kia Niro siempre funciona por defecto en modo eléctrico, lo cual hace que en entornos urbanos sea un vehículo silencioso, suave y muy eficiente. A ello se suma un buen aislamiento acústico y una suspensión que absorbe bien las irregularidades, aunque en ocasiones el tren posterior exhibe una respuesta seca, debido al peso de las baterías (alojadas bajo el asiento posterior). En general, resulta ser muy agradable de llevar en el tráfico diario.

Como ya hemos mencionado, el encendido o apagado de uno u otro motor es constante y se produce de manera automática y muy sutil, pues hasta el motor de gasolina transmite muy pocos ruidos y vibraciones al habitáculo. No hay forma de elegir qué tipo de impulsión emplear en cada momento, pero se puede gestionar la presión del acelerador para retrasar en la puesta en marcha del cuatro cilindros, aunque a costa de perder algo de empuje y velocidad.

kia niro zenith 2019 prueba

Fuera de la ciudad o las vías planas, el Niro se defiende muy bien, ya que ofrece una buena respuesta al momento de efectuar un sobrepaso o superar una pendiente, sobre todo si nos apoyamos en el modo Sport de la caja, pues permite disfrutar de un mayor empuje. Esto se debe a que el torque combinado del esquema suple la falta de fuerza del 1.6 GDI en bajas rpm, dando la sensación de contar con un impulsor de mayor desplazamiento.

Al descender, notamos que el pedal del freno se puede modular con precisión, por lo que el efecto de la frenada regenerativa es más gradual que en un auto eléctrico. También nos agradó su manejo en curvas, pues a pesar de tener un ajuste blando, la suspensión controla bien las inercias de su masa (pesa 1.414 kilos) y brinda un alto grado de confianza, ya que la marcha es muy aplomada en todo tipo de circunstancia.

Finalmente, solo nos queda mencionar lo maniobrable que resulta ser, no solo por sus dimensiones compactas, sino también por la buena visibilidad hacia todos los puntos, a lo cual se suma una dirección precisa y ágil, aunque no es muy comunicativa. Según el fabricante, el Kia Niro acelera de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos, su velocidad máxima es de 162 km/h, (limitada electrónicamente) y solo emite 88 gramos de CO2 por cada kilómetro recorrido.

kia niro zenith 2019 ciudad

Conclusión

Aunque su precio lo pone al nivel de otras populares camionetas medianas, el mérito del Kia Niro está en combinar muchas virtudes valoradas por el comprador actual en un solo producto, lo cual lo convierte en una alternativa real de movilidad eficiente y no en “juguete exótico” de uso limitado que difícilmente saldrá de la ciudad.

Así, este vehículo híbrido se erige como un llamativo modelo familiar que cautiva por su sofisticado diseño, buena calidad de armado, comportamiento dinámico bien logrado y un elevado nivel de eficiencia (el consumo promedio se puede situar en 80 km/galón sin mucho esfuerzo), que se suman al confort y la practicidad inherentes a un SUV compacto.

  • Nos gustó: Espacio interior, marcha confortable, eficiencia real en consumos.
  • Podría mejorar: Interfaz Kinet, freno de parqueo de pedal, ausencia de botón de encendido.

EN VIDEO: Kia Niro 2019 - Un crossover híbrido verdaderamente eficiente