La Volvo XC60 2.0 Turbo 2011, equipa lo último en seguridad preventiva.

Volvo, la marca de vehículos sueca líder en seguridad preventiva y que en Colombia es distribuida exclusivamente por Chaneme, informó que la camioneta XC60 2.0 Turbo modelo 2011 ya está en Colombia para entrega inmediata, con un precio especial de 61.000 dólares y lo mejor en equipamiento de seguridad preventiva.

Esta camioneta ofrece todos los dispositivos de seguridad característicos de la marca sueca para evitar o mitigar colisiones.

Se destaca entre las características de equipamiento de seguridad preventiva el City Safety, tecnología para evitar colisiones. A velocidades hasta de 30 km/h, esta tecnología basada en láser puede detectar si el vehículo que está por delante está parado o se mueve más lentamente que el del conductor. Si el sistema detecta una colisión inminente y el conductor no frena, el City Safety aplica automáticamente los frenos y desconecta el acelerador para evitar o mitigar la colisión.

Otro elemento tecnológico, resaltable en materia de seguridad, es el Control de Velocidad Constante Adaptivo (ACC) con alerta de distancia, que ayuda al conductor a mantener una distancia de seguridad con el vehículo de delante a velocidades superiores a 30 km/h. Este permite disfrutar de una experiencia de conducción más relajada en viajes largos y autopistas. El conductor sólo tiene que seleccionar la velocidad deseada y el tiempo mínimo hasta el vehículo situado delante. Cuando el sensor del radar detecta un vehículo más lento delante, la velocidad se adaptará automáticamente a él. Y cuando la carretera se despeja, el vehículo recuperará la velocidad seleccionada. Si el ACC está desconectado y el conductor se acerca demasiado al vehículo de delante, la alerta de distancia activa un indicador luminoso rojo en la sección inferior del parabrisas para ayudarte a mantener una distancia adecuada.

Adicionalmente esta la Advertencia de Colisión con Freno Automático (CWAB), que es un sistema diseñado principalmente para conducir por autopistas, el sistema puede avisar al conductor si se acerca demasiado al vehículo de delante y si este no puede evitar la colisión, el sistema puede activar los frenos para ayudar a mitigar el impacto. En un radio de 150 metros, un sensor de radar situado tras la parrilla y una cámara digital detrás del parabrisas vigilan de forma constante la distancia al vehículo que circula delante. Si éste frena de repente (o está parado) y el sistema detecta la posibilidad de una colisión, le avisará al conductor mediante una luz de advertencia intermitente en el parabrisas y una alarma acústica. Además, esta tecnología ayuda al conductor en la frenada precargando los frenos y preparándolos para una frenada de emergencia y reduciendo el tiempo de reacción. Si el conductor no reacciona al aviso y la colisión es inminente, los frenos se activan automáticamente.

Otro elemento incorporado por Volvo es el Control de Alerta al Conductor (DAC), dispositivo de gran innovación aplicado en situaciones en las que el riesgo de perder la concentración es muy grande y se podría ocasionar un accidente con severas consecuencias. Tal es el caso de un camino recto y extenso que relaja al conductor hasta dormirlo, o aquellas situaciones en las que se presta demasiada atención al celular o a los niños dentro del auto.

El Control de Alerta al Conductor monitorea los movimientos del vehículo y si este circula de una manera controlada. Desde un punto de vista técnico, consiste en la incorporación de una cámara, de un número de sensores y de una unidad de control. La cámara monitorea continuamente la distancia entre el auto y las marcas del carril del camino. Los sensores registran los movimientos del auto, y la unidad de control procesa la información y calcula si el conductor corre riesgos de perder el control de su auto. Si el riesgo se considera alto, se alerta al conductor mediante una señal sonora y un mensaje de texto aparece en el tablero de control graficando mediante el símbolo de una taza de café la necesidad de tomar un descanso.

{vsig}noticias/volvo/seguridad-xc60/galeria{/vsig}

En materia de luces trae las activas en curvas que en comparación con los faros halógenos convencionales, ofrecen tecnología Dual Xenón que amplía el rango de visión aproximadamente en un 230%. Esto significa que se pueden ganar hasta 45 metros más al frenar. Y utilizando faros motorizados que giren hasta 15° en cualquier dirección, esta tecnología potencia en un 90% la visibilidad en las curvas durante la noche. Se puede disfrutar de unas luces cortas realmente eficaces en carreteras estrechas y sinuosas y de unas luces largas extremadamente potentes en autopista. Un sensor de luz diurna desactiva la función adaptativa durante el día para aumentar su vida útil. Independientemente de la carga, estos faros se ajustan automáticamente para mantener el ángulo correcto con la calzada, incluso al acelerar o frenar bruscamente.

En el tema de luces, también ofrece la luz de freno adaptiva que se activa por encima de los 50 km/h y puede detectar la diferencia entre el frenado normal y el de emergencia. En una situación de emergencia, todas las luces de freno parpadearán cuatro veces por segundo. Cuando la velocidad disminuya por debajo de 30 km/h, las luces dejarán de parpadear y pasarán a hacerlo las luces de emergencia. Gracias a la tecnología de LED, que necesita menos tiempo para encenderse que las bombillas normales, los vehículos que circulan detrás del tuyo podrán reaccionar antes.

Viene con la tecnología de control de la estabilidad, como el DSTC, que contribuye a evitar coletazos, derrapes y vuelcos, y por ello está considerada como uno de los avances de seguridad más importantes de la pasada década. En el corazón del sistema DSTC, los sensores registran la dirección y la relación de balanceo del vehículo. El sistema compara esto con los movimientos del volante así como con la rotación real de las ruedas del vehículo. El DSTC es capaz de detectar un derrape potencial y ayudar a corregirlo reduciendo la potencia del motor o frenando con una o más ruedas. Todavía más desarrollada en el XC60 mediante un sensor de relación de balanceo, esta tecnología aumenta también la estabilidad en la conducción dinámica, donde el vehículo se expone a elevadas fuerzas laterales.

En caso de una maniobra de emergencia, el control de estabilidad contra vuelcos (RSC) de Volvo puede intervenir para intentar evitar que el vehículo vuelque. Un sensor giroscópico registra el ángulo de inclinación del vehículo y el peligro de vuelco. Si es necesario, el sistema RSC corta la potencia del motor o frena una o más ruedas justo lo suficiente para reducir la fuerza centrífuga y contribuir a recuperar el equilibrio.

El sistema IDIS es otra novedad mundial de seguridad de Volvo inspirado en la tecnología que, normalmente, sólo se encuentra en los aviones de combate. Para evitar distracciones innecesarias durante las situaciones críticas, el sistema IDIS analiza constantemente una serie de parámetros de conducción. Si es necesario retrasa de forma momentánea cierta información de los sistemas del vehículo, como el teléfono integrado. En cuanto la situación se calma, el sistema IDIS pasa al conductor la información o la llamada. El sistema IDIS se puede configurar para permitir la entrada de llamadas telefónicas en cualquier situación de conducción.

En la XC60 los frenos de disco ventilados antibloqueo están generosamente calculados y optimizados hidráulicamente para garantizar una distancia de frenado corta en cualquier circunstancia. Además, soportan un uso continuado sin desgastarse.

El sistema HBA (ayuda de freno hidráulico) ayuda a utilizar los frenos al máximo en una situación de emergencia, mientras el sistema RAB (frenos siempre alerta) anticipa los frenazos bruscos y se prepara para ello acercando las pastillas de freno a los discos.

El sistema FBS (soporte de desgaste de frenos) compensa automáticamente la mayor fuerza del pedal necesaria después de largos periodos de frenazos bruscos.

La EBD (distribución electrónica de la fuerza de frenado) distribuye el efecto de frenado entre las ruedas delanteras y traseras para conseguir resultados óptimos en función de la carga y de las condiciones de conducción.

Todos estas características y equipamiento ayudan al conductor a sacar el máximo provecho de la XC60 y a tener lo último en seguridad preventiva de Volvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *