Cinco beneficios de adquirir un carro o camioneta usados en Colombia

Junto al mercado de autos nuevos, existe una enorme demanda de vehículos de segunda mano en el país. Conozca aquí algunas de las ventajas que tienen.

Aunque muchas personas sueñan con que su primer auto sea un “cero kilómetros”, la realidad de varios colombianos es que su primer acercamiento al mercado automotor suele ser con un vehículo usado, ya sea heredado o comprado. Y si bien es cierto que hay que darse “el gusto de estrenar”, tampoco hay que tenerle miedo a un carro de segunda.

Hasta hace poco tiempo, la adquisición de un auto usado suponía una completa odisea para los compradores por diversos factores, pero a medida que grandes empresas del sector automotriz e industrias asociadas se han ido interesando en este jugoso mercado, esta clase de vehículos se han vuelto atractivos y son una opción válida para quien está en proceso de buscar un carro.

Es por ello que a continuación, les contaremos algunas de las ventajas que tiene el comprar un auto usado:

  • Costo: Las depreciaciones varios modelos nuevos hacen que en muchos casos, las versiones con uno o dos años de antigüedad tengan un precio muy interesante en el mercado y además, resultan ser vehículos con bajo kilometraje, poco uso e incluso, con sus garantías de fábrica todavía vigentes.
  • Opción de tener un vehículo del segmento superior: Algunas personas buscan vehículos con determinadas características en cuanto a confort o tecnología, pero no disponen del dinero para comprarlo “cero kilómetros”. Ahí es donde pueden encontrar un variada oferta de modelos usados que cumplan con esos requisitos y que además tienen una relación costo/beneficio muy favorable.
  • Créditos financieros: Actualmente, los bancos y financieras ofrecen productos y tasas preferenciales para comprar autos usados, al tiempo que puede resultar menos oneroso para el comprador, ya que los montos a financiar suelen ser más bajos y existen opciones como las retomas que también permiten alivianar la carga económica.
  • Amplia oferta: En Colombia se encuentran todo tipo de vehículos en el mercado del usado, sin importar la marca, modelo, año, color y kilometraje, entre otros factores. Por ello realmente la oferta se organiza en torno a los precios, para que el comprador pueda tomar la mejor decisión en base a su presupuesto.
  • Celeridad en los procesos: Uno de los temores de los vendedores y compradores es realizar los trámites para consolidar la venta o compra de un auto usado, pero los concesionarios invierten en personal y recursos con el fin de agilizarlos. De ser realizado entre personas naturales, el trámite de venta no debe tardar más de cinco días, si el auto tiene sus documentos en regla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *