Nissan inaugura su nuevo complejo industrial para la fabricación de vehículos y motores en Resende, Brasil.

Como se había anunciado a principio de año, Nissan venía construyendo en Resende, en el estado de Rio de Janeiro, Brasil, un nuevo complejo industrial producto de una inversión de 1,200 millones de dólares con el fin de lograr una participación de mercado de 5% y convertirse en la marca japonesa número 1 de ese país. En días pasados, la marca finalmente inauguró este complejo que tendrá una capacidad de producción de 200,000 vehículos y 200,000 motores al año.

Un complejo industrial de estas dimensiones y capacidades requiere un gran trabajo y por eso creará 1,500 empleos, aunque posteriormente podría extenderse a 2,000. Todos han recibido una formación especial, incluyendo a 300 personas capacitadas durante tres meses en las plantas de Nissan en Japón, México, Estados Unidos e Inglaterra, mientras que el equipo de control de calidad de los vehículos tuvo un entrenamiento especial de seis meses en Japón y México.

“El complejo industrial de Nissan en Resende es fundamental para lograr nuestros objetivos de crecimiento en Brasil, que es el cuarto mayor mercado de automóviles del mundo y una parte clave de nuestro desarrollo en América Latina. Nuestro objetivo es alcanzar una participación de mercado del 5 por ciento y liderar a los fabricantes de automóviles japoneses en calidad y servicio al cliente en Brasil hacia el año 2016,” comentó Carlos Ghosn, presidente y CEO de Nissan, durante la ceremonia inaugural.

Este nuevo complejo de Nissan comenzará con la producción del Nissan March y posteriormente con la del Nissan Versa, mientras que las líneas de producción de motores fabricarán el flexfuel de 1.6 litros y 16 válvulas.

Obedeciendo a sus principios de cuidado con el medio ambiente, el complejo de Resende cuenta con edificios con iluminación y ventilación natural para reducir el consumo de energía e impacto ambiental, los procesos de producción reutilizan el agua, afuera de los muros de la planta se plantó un “cinturón verde” que ocupa una superficie de cuatro hectáreas e incluso se creará una reserva ambiental para la Laguna de Turfeira, la cual está ubicada junto al complejo y que es fundamental para el mantenimiento de la biodiversidad de la zona donde se encuentran más de 150 especies de aves.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *