mercedes benz 190 e 25 16 evolution ii d

Mercedes-Benz 190 E 2.5-16 Evolution II, este icónico sedán deportivo cumple 30 años

Este modelo debutó en el Autoshow de Ginebra 1990 y fue el pináculo de la línea de autos compactos W201. Solo se fabricaron 502 unidades.

Por Santiago Álvarez (@santi_al91)

Tras sorprender al mundo con la llegada del Mercedes-Benz 190 (W201), mejor conocido como “Baby Benz”, la casa de Stuttgart quiso cerrar con broche de oro la presencia de este icónico modelo en el mercado y por ello desarrolló un modelo de altas prestaciones, que además de convertirse en objeto de colección, se convertiría en uno de los carros más legendarios de la firma.

Nos referimos al Mercedes-Benz 190 E 2.5-16 Evolution II, un sedán de alto rendimiento que debutó en el Autoshow de Ginebra de 1990, del cual solo se fabricaron 502 unidades y que serviría como base a los modelos con los que la firma disputaba el prestigioso torneo alemán DTM. Fácilmente se reconoce por su color Blauschwarz metalizado y el enorme spoiler posterior.

mercedes benz 190 e 25 16 evolution ii d

Este modelo no surgió de forma espontánea, sino que fue el resultado final de un proceso que inició con el mítico Mercedes-Benz 190 E 2.3-16 (desarrollado en 1984) y continuó en el Mercedes-Benz 190 E 2.5-16 Evolution (o Evo I), presentado en 1989. De esta “versión de calle” de los autos que corrían en el DTM (Deutsche Tourenwagen Masters) solo se hicieron 500 unidades.

Para darle vida al Mercedes-Benz 190 E 2.5-16 Evolution II, se instaló un motor M 102 atmosférico de cuatro cilindros y 2,5 litros equipado con el AMG PowerPack (que era opcional en el Evo I), cuya línea roja se situaba en las 7.700 rpm. Así, entregaba una potencia de 232 hp a 7.200 rpm y un torque de 245 Nm a 5.000 rpm, gestionados por una caja mecánica de cinco cambios tipo “dog-leg”.

mercedes benz 190 e 25 16 evolution ii g

Adicionalmente, se instaló una suspensión ajustable SLS (que permite modificar la altura), rines de aleación Evolution II de 17 pulgadas y un kit aerodinámico, cuyo propósito era lograr un coeficiente aerodinámico de 0,29 Cx. Así mismo, el spoiler posterior y el splitter delantero son ajustables, con el fin de agregar más carga aerodinámica.

Al cumplir con las exigencias de homologación de la FIA, el Mercedes-Benz 190 E 2.5-16 Evolution II pasó a las pistas en junio de 1990 y su primer triunfo llegó dos meses después. En 1991, Klaus Ludwig fue subcampeón del torneo y en 1992 logró la victoria absoluta, con un dominio total del “Evo II”, modelo que resultó vencedor en 16 de las 24 validas del DTM en aquel año.

{vsig}en-el-mundo/mercedes-benz/190e-evo-2{/vsig}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *