Abarth 500, con los jugadores del Athletic de Bilbao: Fernando Amorebieta y David López disfrutan ya del pequeño deportivo de la casa del escorpión.

Los jugadores del Athletic de Bilbao Fernando Amorebieta y David López disfrutan ya de su Abarth 500, un pequeño deportivo capaz de infiltrar en su veneno la pasión por el motor y el placer por los desafíos, la velocidad y el estilo italiano. La entrega se ha realizado en el concesionario de Abarth de Vizcaya (concesionario Ibauto, situado en Sestao).

En perfecta sintonía con la tradición del escorpión, el estilo del Abarth 500 es por su inconfundible estética y su diseño, el vehículo que mejor transmite a simple vista la filosofía de la marca. Su silueta, modificada siguiendo fielmente el estilo de aquellos míticos Abarth de los años 60, tiene un sentido práctico y funcional. El frontal adelantado permite dejar más espacio al turbocompresor y cada una de las tomas de aire y elementos aerodinámicos cumplen su función para mejorar el comportamiento del pequeño Abarth. El resultado estético es simplemente espectacular.

Pero tan espectacular como su aspecto es el rendimiento del Abarth 500. Su motor gasolina turboalimentado de 1.4 litros ofrece 135 CV con un par que llega hasta los 206 Nm cuando se pulsa el interruptor “Sport” del salpicadero. La velocidad punta que consigue el Abarth 500 es de 205 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos. El Abarth 500 incorpora también el sistema TTC (Torque Transfer Control) que mejora la capacidad de tracción en curva. Para el Abarth 500 también hay disponible un kit “esseesse” que incrementa la potencia del propulsor hasta los 160 CV.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *