Cinco noticias para olvidar en este 2018

Como en todo, la industria automotriz global no es perfecta, y la nacional tampoco. Por ello recordamos cinco noticias que le hicieron más mal que bien a nuestro sector. Lo bueno es que de los errores también se aprende.

carlos mattos

1. Acusaciones en contra de Carlos Mattos: como Hyundai terminó su contrato con Mattos (su anterior representante) para dejar de vender sus carros en el país, el directivo contra atacó y logró que la Ley detuviera la venta de vehículos Hyundai durante un tiempo en Colombia. El escándalo tuvo que ver con que varias personas acusaron a Carlos Mattos de haber sobornado a la justicia para afectar al nuevo distribuidor, Neocorp, además de presionar un arreglo que le trajo a sus arcas varias decenas de millones de dólares. Hoy vive en España y está pedido en extradición.

volkswagen carros desierto

2. Desierto de VW diésel: como hace un par de años se supo que Volkswagen había falseado los datos de emisiones de sus carros diésel, en Estados Unidos tuvo que ¿abandonar? 300 mil de estos autos (que tuvo que recomprar a sus propietarios) en un desierto en Victorville, California. El gasto para traerlos de vuelta suma 7.400 millones de dólares y la suma puede ascender hasta lo que valen medio millón de carros, ya que la marca los seguirá comprando hasta finales de 2019. La pregunta del millón es: ¿qué pasará con estos vehículos?

carlos ghosn

3. Carlos Ghosn evadió impuestos: considerado el gran artífice que logró salvar a Nissan y luego a Renault, ambas cerca de la quiebra en sus respectivos momentos, para luego convertirlas en uno de los grupos automotrices más poderosos del planeta, resulta que en Japón evadió impuestos al no declarar al menos 38 millones de euros de ganancias durante el quinquenio 2010-2015. Está en una cárcel en Tokio.

publicidad engañosa

4. Consumidores engañados: la Dirección de Investigaciones de Protección al Consumidor publicó un informe sobre las empresas más multadas en el primer semestre de 2018 por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio. Ello incluye publicidad engañosa y falta de aplicación de las normas que protegen al consumidor. El sector de la industria nacional más multado fue el de Automotores, con 3.567 millones de pesos, por encima de Servicios de financiación y Venta en almacenes.

andemos contaminacion colombia b

5. Bogotá mira con desdén la movilidad eléctrica: de los 1.133 buses que se adquirieron para Transmilenio, el 59 % son diésel (Euro V) y 41 % se mueven con gas natural. Aunque bajan un 80% el material particulado respecto a los buses actuales, ni uno solo de los buses adquiridos es eléctrico, es decir cero emisiones. Tampoco se le nota a la Alcaldía un espíritu de proyectar el buen ejemplo comprando flotillas de carros eléctricos para las entidades distritales, como sí pasa en Medellín. Y ojalá este año no nos hagan conejo con el metro.