Diésel, eléctricos o a gas, las tres opciones para los nuevos buses de Transmilenio en Bogotá

Bus eléctrico de BYD

El diario El Espectador analizó las opciones de los articulados, sus ventajas y el costo para los nuevos Transmilenios. El mejor es el eléctrico, pero sale casi al doble del costo frente a los impulsados por diésel y gas natural.

Se acerca la hora cero para conocer los nuevos modelos de articulados que pronto reemplazarán a los viejos buses de Transmilenio que ya cumplieron su vida útil. En tal sentido el periódico El Espectador hizo un interesante análisis para conocer lo bueno y lo malo de las tres tecnologías que pujan por ganar una licitación donde se espera que el medio ambiente no resulte el gran perdedor.

A continuación, el análisis publicado por el diario capitalino:     

Diésel. La ciudad ya conoce cómo son y cómo operan los buses con diésel. El sistema se diseñó para operar con este combustible, así que toda la infraestructura gira a su alrededor. Un bus que opera a diésel, aunque su promedio de recorrido es de 300 kilómetros, llega a operar hasta 700 kilómetros con el tanque lleno: 110 galones de combustible. La tecnología Euro V, la mínima que exige la licitación, se implementó en 2009 y la principal particularidad es que disminuye la cantidad de partes de azufre por millón (ppm) en sus emisiones. El Euro V utiliza un combustible que tiene 15 ppm, mientras que los buses que actualmente operan en el sistema, con tecnologías Euro II y III, lo hacen con un diésel de 300 ppm. Tomando como referencia el material particulado PM 2,5, un biarticulado con Euro V llegaría a emitir 20 g/km y un articulado 25 g/km. El costo del bus es $1.034 millones”.

bus super articulado mercedes benz transmilenio

Eléctrico. El primer articulado eléctrico de Bogotá rueda por las troncales de TM desde junio de 2017. En las pruebas que realizó, el fabricante constató que el bus tuvo problemas con la suspensión, por lo que se le tuvo que adaptar una más fuerte. El costo del bus es de $1.842 millones y la principal característica es que sus emisiones contaminantes son casi nulas, lo que contrasta con las particularidades de la batería, ya que al ser una tecnología en constante desarrollo, es costosa. No obstante, las baterías de estos buses podrían tener hasta 15 años de vida útil, que excede el tiempo previsto en la licitación, pero el lío estaría en la disposición final de las baterías. El tiempo de carga del bus eléctrico es casi de 3 horas y recorre hasta 340 kilómetros, equivalentes a un día de operación, ya que el bus tiene un sistema de regeneración de recarga, que se activa cuando frena o desacelera. Respecto a la infraestructura, responsabilidad de Codensa, hay que decir que en la ciudad se probó la primera electrolinera en marzo de 2015. Al año siguiente, en medio del piloto para los taxis eléctricos, se instalaron otras cinco electrolineras. Esto indica que, aunque no hay ninguna de estas estaciones en los patio-talleres del sistema, no es impensable instalarlas”

Gas. Las pruebas realizadas en Bogotá con el único biarticulado de gas del mundo han tumbado varios de los mitos que se han planteado en el proceso. El vehículo se tuvo que construir y configurar para Bogotá y su motor tiene diferencias de hasta un 40 % frente a uno de diésel. Lo que cambia es la inyección de combustible, puesto que el motor de gas tiene encendido con chispa y el motor diésel prende cuando explota el combustible. El bus, con capacidad para 250 pasajeros, tiene sensores de peso y en las pruebas llegó a soportar 43 toneladas, que equivalen a unos 280 pasajeros en horas pico. El bus ha logrado subir la pendiente de 8 % de Suba, ha hecho rutas largas, logrando una autonomía de hasta 448 kilómetros, y pasó las pruebas de frenado, recuperación, maniobrabilidad, eficiencia energética y emisiones, con concentraciones “despreciables” de gases contaminantes. Cada bus tiene un costo aproximado de $1.103 millones, y si bien el valor es más alto que el de diésel, el fabricante asegura que en el tercer año se empieza a evidenciar el ahorro y el sobrecosto se recupera. Gas Natural asegura que en su propuesta estará incluido el montaje y mantenimiento de las estaciones de carga, y la energía para comprimir el gas”.

transmilenio septima renders c