Mantenga y cuide su motocicleta tras las inclemencias del clima

De acuerdo con expertos de Motul, el 60% de los motociclistas hacen un mantenimiento periódico su moto. ¿Y el 40% restante?

En estos días de clima cambiante, la lluvia y el sol tienden a deteriorar el desempeño, durabilidad y/o estética de los componentes de la moto, por lo cual es importante protegerla, procurando guardarla preferiblemente bajo techo o por lo menos cubrirla con algún cobertor impermeable. Para John Cuesta, ingeniero de soporte Técnico de Motul, estos cuidados generalmente no son suficientes y es necesario tener algunas precauciones adicionales:

1. Proteja las superficies de la moto, empleando un jabón neutro pensado para eliminar todo residuo de grasa, polvo, mosquitos entre otros.
2. Es importante hacer el mantenimiento adecuado de la cadena mediante un proceso de limpieza a través de un desengrasante, y por último lubricarla para una mayor protección contra la humedad, esto se puede hacer cada 500 o 1000 km dependiendo del nivel de suciedad al que esté expuesta, esto ayudará a prolongar la vida útil del kit de arrastre y tener un mejor desempeño.

mantenimiento motos a

3. Recuerde que la suspensión de la moto es una parte de seguridad que permite mantener tanto el control como la estabilidad absorbiendo los golpes y vibraciones ante las irregularidades del terreno, por tal razón, revise semanalmente el estado de la horquilla verificando que no haya fugas de aceite por los sellos o rayaduras en el eje y mantener en buenas condiciones de limpieza.
4. Utilice productos certificados de calidad los cuales están diseñados para el buen mantenimiento y cuidados de su moto.
5. Por último se recomienda realizar el cambio de aceite de 10.000 a 12.000 km empleando un aceite para este tipo de suspensiones y así evitar reparaciones mayores. Este aspecto debe incluirse en la revisión mecánica anual.

mantenimiento motos b


Éstas son medidas sencillas para alargar la vida de la moto y se pueden llevar a cabo también mediante la guía del manual de usuario sin olvidar pasar a menudo por el taller para que sean los profesionales los que asesoren sobre el auténtico estado del vehículo.