Seis claves para identificar un casco para moto que sea seguro

El MinTransporte alista una nueva resolución que establece los requisitos que deben cumplir los cascos para moto. Aquí las características que se deben tener en cuenta.

Ante los resultados entregados por el Ministerio de salud, donde señala que los motociclistas son el agente vial que registra mayor muertos y heridos en incidentes de tránsito, el Ministerio de Transporte tomó la decisión de establecer una nueva reglamentación con el fin de mejorar la protección de los cascos para moto que se venden en el país.

Según cifras de la entidad, entre el 30% y 40% de los cascos para moto que se venden en Colombia no cumplen con los requisitos en materia de protección para los motociclistas, dando como resultado mayor exposición a lesiones y graves consecuencias en los accidentes de tránsito.

Actualmente, en el país están en vigor dos normativas internacionales y una local, por lo que cada casco debe cumplir con al menos una de ellas. Para el grupo Corbeta (comercializadora e importadora de Cascos Bell, Shox y Kontrol), un casco de buena calidad y 100% seguro debe tener las siguientes características:

  • Sin importar el material (como policarbonato ABS o fibra de vidrio), la coraza exterior debe soportar perfectamente un impacto. Lo más recomendable es buscar un casco con cubierta en fibra de carbono, un material más liviano y resistente.
  • El casco debe tener una capa de recubrimiento interno fabricado por poliestireno expandido, material encargado de amortiguar y absorber un impacto.
  • La parte interna también debe traer un acolchado especial con almohadillas hipoalergénicas y removibles para poder efectuar limpiezas periódicas a las mismas, que recubran la cabeza y parte del rostro que brinde comodidad y permita ser ajustado de manera correcta.
  • La ventilación también es un tema importante y los cascos deben presentar orificios no solo para comodidad y frescura sino para que el piloto no encuentre interferencias con el ruido exterior.
  • El sistema de retención o correa debe tener al menos dos centímetros de ancho. Sin importar el tipo de cierre (doble D o micrométrico), este debe ajustarse bajo la mandíbula y quedar completamente fijo. También debe tener una pieza de color rojo de fácil ajuste que logre liberar la tensión del sistema.
  • El visor debe ser en policarbonato y ofrecer una visión periférica con un campo amplio para asegurar la conducción, además, es recomendable que este pueda ser retirado con movimientos simples.

Y finalmente más allá de estas características, lo más importante es la correcta colocación del casco, pues de nada nos sirve tener uno con las mejores especificaciones del mercado si lo usamos de manera incorrecta. Por último, recomendamos no escatimar en costos, pues un casco barato puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.