Listo el Calendario Pirelli 2019, que estuvo a cargo del fotógrafo Albert Watson

El Calendario Pirelli 2019 narra la historia de cuatro mujeres, que interpretan personajes de cinema y que están en busca de un objetivo de vida.

El fotógrafo Albert Watson busca narrar esa jornada para entender el poder emotivo de los sueños, los momentos claves, los momentos de victoria y derrota, y como los personajes enfrentaran todo.

Durante el mes de abril, 10 días de shooting incluyendo las preparaciones fueron suficientes para que Misty Copeland, Calvin Royal III, Laetitia Casta, Sergei Polunin, Julia Garner, Gigi Hadid y Alexander Wang quedaran retratadas para la inmortalidad en uno de los calendarios más famosos y prolíficos del mundo motor.

calendario pirelli c

Albert Watson

Albert Watson ha dejado su marca como uno de los fotógrafos más exitosos del mundo desde que comenzó su carrera en 1970, mezclando arte, moda y fotografía comercial en unas de las imágenes más icónicas jamás vistas. Desde retratos de Alfred Hitchcock y Steve Jobs, tomas hermosas de Kate Moss, hasta los paisajes de Las Vegas y fotografías de bodegones de los artefactos del rey Tutankamón, la diversidad de Albert y el cuerpo de su trabajo no tienen igual. Sus asombrosas fotografías y sorprendentes copias hechas a mano se presentan en galerías y museos de todo el mundo. La biblia de la industria fotográfica, Photo District News, nombró a Albert como uno de los 20 fotógrafos más influyentes de todos los tiempos, junto con Irving Penn y Richard Avedon, entre otros.

Albert ha ganado numerosos honores, incluyendo un Lucie Award, un Grammy Award, tres Andys, un Der Steiger Award, un Hasselblad Masters Award; y la Medalla Centenary, un premio a la trayectoria de la Royal Photographic Society. La reina Isabel II otorgó al escocés una Orden del Imperio Británico (OBE) en junio de 2015 por su contribución vitalicia al arte de la fotografía.

calendario pirelli b

Durante los años, las fotografías de Albert han aparecido en más de 100 portadas de Vogue alrededor del mundo y han sido presentadas en innumerables publicaciones, desde Rolling Stone al Time Harper´s Bazzar - muchas de las fotos son de moda icónicas o retratos de estrellas de rock, raperos, actores y otras celebridades-. Albert también ha creado la fotografía para cientos de campañas publicitarias para grandes compañías, como Blumarine, Prada, Gap, Levi's, Revlon y Chanel. Ha plasmado decenas de carteles de películas de Hollywood, como Kill Bill y Memorias de una Geisha, y también ha dirigido más de 100 comerciales de televisión.

Mientras tanto, Albert ha pasado gran parte de su tiempo trabajando en proyectos de arte para exposiciones de museos y galerías, que presentan sus conocidos retratos y fotografías de moda, junto con tomas potentes de sus viajes e intereses, como un encantador de serpientes en Marruecos, una dominatriz en Las Vegas o las montañas dramáticas en la Isla de Skye en Escocia.

Nacido y criado en Edimburgo, Escocia, Albert estudió diseño gráfico en el Duncan of Jordanstone College of Art and Design en Dundee, y cine y televisión en el Royal College of Art de Londres. Aunque ciego de un ojo desde su nacimiento, Albert estudió fotografía como parte de su plan de estudios. En 1970, se mudó a los Estados Unidos con su esposa, Elizabeth, quien consiguió un trabajo como maestra de escuela primaria en Los Ángeles, donde Albert comenzó a tomar fotos, principalmente como hobby.

calendario pirelli a

Más tarde ese año, Albert se encontró con un director de arte en Max Factor, quien le ofreció su primera sesión de prueba, de la cual la compañía compró dos tomas. El estilo distintivo de Albert finalmente atrajo la atención de revistas de moda estadounidenses y europeas como Mademoiselle, GQ y Harper's Bazaar, que lo contrataron para una sesión fotográfica con Alfred Hitchcock, la primera celebridad que Albert fotografió. Poco después, Albert comenzó a viajar entre Los Ángeles y Nueva York, y en 1975, ganó un Grammy por la fotografía en la portada del álbum de Mason Proffit'Come and Gone'. En 1976, Albert consiguió su primer trabajo para Vogue, y con su mudanza a Nueva York ese mismo año, su carrera despegó.

Albert siempre ha sido un adicto al trabajo. Los archivos de su estudio en Manhattan están llenos de millones de imágenes y negativos, en los que se pueden leer revistas y compañías de fama mundial. Su estudio, también utilizado como galería personal, está lleno de fotografías de gran formato, muchas tomadas en Las Vegas. A primera vista, estos paisajes, interiores y retratos sorprenden al espectador con su gama de colores suaves y filtrados. Pero incluso en sus nuevas creaciones, Albert se mantiene fiel a sí mismo. Las fotografías crean un aura que lleva al espectador a la imagen pero a la vez exige una distancia reverente. El lenguaje visual de Albert sigue sus propias reglas y conceptos distintivos de calidad. Con su brillo, urgencia e incluso grandeza, sus fotografías se destacan tan claramente contra el mundo de las imágenes de hoy. Su forma de iluminar sujetos, especialmente los objetos y retratos fetiche, crea una atmósfera casi meditativa en las fotografías.

Sin lugar a dudas, Albert Watson es un artista que enriquece gratamente nuestra percepción con su visión fotográfica única. Aunque la amplia variedad de sus imágenes refleja una versatilidad sin esfuerzo, son identificables como las fotografías de Albert Watson por su poder y virtuosismo técnico, ya sea una foto de un bosque en Escocia, un vestido de Yohji Yamamoto en una supermodelo, un primer plano del traje espacial usado por el astronauta Alan Shepard en la luna, o el icónico retrato en blanco y negro de Steve Jobs. Este compromiso único con la perfección ha convertido a Albert en uno de los fotógrafos más solicitados del mundo.

calendario pirelli e