Peugeot ya cumple el nuevo protocolo de homologaciones y consumos WLTP

Los vehículos de pasajeros de la constructora francesa ya cuentan con la verificación WLTP (obligatorio a partir de septiembre del 2018). 

La WLTP (Worldwide Harmonized Light-Duty Vehicles Test Procedures), traducido a Procedimientos Mundialmente Armonizados para Pruebas de Vehículos Ligeros, es un organismo internacional que establece normas y operaciones universales para determinar los niveles de contaminantes, emisiones de CO2 y consumo de combustible en condiciones reales de conducción en términos de distancia, velocidad media, tiempos de parada y temperatura.

El Grupo PSA decidió invertir anticipadamente en las tecnologías más eficientes para el control de la contaminación, incluido el sistema de reducción catalítica selectiva (SCR), presentado en 2013 en los motores BlueHDi, y el filtro de partículas de gasolina (GPF) en los motores de inyección directa PureTech.

Gracias a estas acertadas opciones tecnológicas adoptadas, y anticipándose a la normativa, los vehículos Peugeot ya tienen homologación WLTP (obligatorio para todos los turismos a partir de septiembre 2018), aproximándose al uso real de los vehículos por parte de los clientes. Peugeot también continúa ofreciendo a sus clientes una estimación del consumo de uso real de sus modelos, con un protocolo desarrollado con dos ONG, Transport & Environnement y France Nature Environnement.

peugeot 3008 display 640x480

Emisiones en situación de conducción real

A partir del primero de septiembre de 2018, además del protocolo de homologación WLTP, los fabricantes deberán medir las emisiones de sus modelos en situación de conducción real (RDE) de todos los vehículos vendidos dentro de la UE, así como en Suiza, Turquía, Noruega, Liechtenstein, Israel e Irlanda.

En estos tests, las emisiones de contaminantes tales como el óxido de nitrógeno (NOx) y las partículas, se verificarán en condiciones reales de carretera, ofreciendo una información mucho más realista.

peugeot icockpit 2