La industria automotriz entra en una fase de reestructuración y no todos los CEO están preparados

Una encuesta contó con la opinión de casi 1.000 ejecutivos de la industria automotriz y tecnológica, además de cerca de 2.000 consumidores de todo el mundo.

A medida que la industria automovilística mundial entra en una fase de reestructuración, los ejecutivos del sector a nivel global indicaron que la conectividad y digitalización son la tendencia número uno, así lo aseguraron en la vigésima “Encuesta Global Ejecutiva de Automóviles (GAES)”, realizada por KPMG. El sondeo revela que los ejecutivos creen que un cambio en la industria es inminente y que los jugadores necesitarán desarrollar sus competencias básicas, al mismo tiempo que definen un nuevo rol más allá de la experiencia tradicional. 

Sin embargo, los resultados también reflejan que la mayoría de ellos manifiestan poco temor a que la rentabilidad de las compañías disminuya, sin embargo, KPMG advierte que la rentabilidad podrá bajar en la medida que los fabricantes de equipos originales (OEM) pronto enfrentarán las difíciles condiciones del mercado y la reducción de los mercados globales, por ende deben prepararse para la industria del mañana.

ensamble carros b

Algunos datos importantes que revela el informe:

• La industria automotriz probablemente será impulsada por políticas y regulaciones.
• Es probable que los países combinen la tecnología de propulsión con sus materias primas, esperan que Estados Unidos se centre en los motores de combustión interna (ICE) y los vehículos eléctricos (FCEV), mientras que China gobierna el mercado de movilidad eléctrica.
• El panorama minorista está experimentando una transformación dramática: el número de puntos de venta se reducirá o se transformará entre 30 y 50% para 2025.
• Ningún jugador dominará la cadena de valor por sí solo; es posible que más compañías estén dispuestas a cooperar en el futuro.
La mayoría de los consumidores quieren comprar un híbrido como su próximo vehículo.
• Los vehículos eléctricos de batería (BEV) recuperan el lugar sobre los vehículos eléctricos (FCEV) como la tendencia de fabricación número uno del año.
Toyota fue nombrada por encuestados como la marca mejor posicionada para lograr un futuro con éxito, seguida por BMW y Tesla.

tesla model 3 b

Tesla Model A

Al respecto, Dieter Becker, director Global de Automotores de KPMG afirmó: “La industria automotriz tendrá que sentirse cómoda durante este tiempo de cambio. Simplemente no hay una respuesta global y la industria actualmente está funcionando como un conjunto de islas conectadas pero distintas. Estas entidades cambiarán, se fusionarán y se transformarán a medida que el sector abarque la revolución tecnológica. KPMG particularmente ve esta incertidumbre en el área de sotwfare impulsado por los negocios. La mayoría de los OEM encuestados creen que son capaces de administrar una plataforma superior para ofrecer servicios de movilidad. Desde nuestro punto de vista, creemos que será extremadamente difícil para los jugadores tradicionales -basados en activos- ocupar y competir con los gigantes tecnológicos por las oportunidades de movilidad impulsadas por software”.

Reguladores que actúan como fuerza motriz

El 77% de los ejecutivos están convencidos que, si bien los OEM se declararon responsables de la agenda tecnológica en las últimas décadas, el regulador asumirá ese rol y establecerá la agenda principal definida por las políticas de la industria. Al respecto Becker afirmó que “las políticas de la industria en Asia y los Estados Unidos parecen ser mucho más avanzadas que las de Europa: el 83% de los ejecutivos chinos y el 81% de los ejecutivos en Estados Unidos piensan que su país tiene políticas claras de la industria. En Europa occidental, solo la mitad de los encuestados sentían lo mismo”.

Los ejecutivos de todo el mundo aseguran que existirá una división bastante equitativa del mercado entre los BEV (30%), los híbridos (25%), los FCEV (23%) y los ICE (23%) para el año 2040. Por otro lado, los consumidores dicen "no" a las tecnologías de transmisión totalmente alternativas, siendo los híbridos la opción número uno para la próxima elección de automóvil, seguidos por los ICE.
Las expectativas de un ecosistema de movilidad y logística están aumentando -más que nunca- y los ejecutivos están de acuerdo (60%) en que en el futuro ya no diferenciaremos entre el transporte de personas y bienes.

renault balance 2018 f