El Jaguar XJ podría convertirse en una berlina de lujo 100% eléctrica

Jaguar XJ Portfolio 2016

Esta leyenda británica podría resurgir como un sedán impulsado por electricidad, el cual relevaría a la vigente generación de este modelo.

Las cosas en Jaguar han venido cambiando de forma positiva y hoy no solo ha vuelto a consolidar una gama de autos bellos y veloces, sino que también se ha convertido en una alternativa real a sus rivales alemanes o japoneses en el segmento premium. Sin embargo, este proceso de mejoras también ha implicado hacer algunas concesiones en el camino.

Aunque en el pasado la casa de Coventry se limitaba a fabricar vistosos biplazas y elegante berlinas de representación, las tendencias actuales han hecho que su portafolio se diversifique y reputación ahora se haya consolidado en sus sedanes deportivos (XE/XF) , sus SUV (E-Pace/F-Pace) y el deportivo F-Type, descendiente directo del carácter original de Jaguar.

Sin embargo, el legendario XJ ha sido relegado a un papel secundario, tanto así que se ha convertido en el modelo más longevo del portafolio (su generación actual data de 2009) y aunque sigue siendo el auto más lujoso de la marca, dista de ser el estandarte tecnológico que fue en otra época. Pero Jaguar está dispuesta a darle un giro radical y al parecer está preparando el regreso de este modelo por todo lo alto.

Si hace un tiempo estaba en entredicho su continuidad en el mercado, jaguar ha encontrado la solución idónea para este sedán en la electrificación, convirtiéndolo en un rival para el admirado Tesla Model S. No parece complicado que esto sea una realidad, teniendo en cuenta que el desarrollo del crossover eléctrico i-Pace está en una fase muy avanzada y trasladar toda su tecnología al formato de una berlina no supondría mayores inconvenientes.

Quizá la nueva generación del XJ (impulsado 100% por electricidad) llegaría las calles en 2019, lo cual nos hace suponer que su debut oficial tendría lugar antes de finalizar el 2018 en algún importante evento europeo,  justo a tiempo para conmemorar el cincuenta aniversario desde que se introdujo por primera vez (1968) y por ende, sus cinco décadas de fabricación ininterrumpida.