Jaguar Land Rover realiza primeras pruebas de vehículos autónomos

Jaguar Land Rover participa en las primeras pruebas de carretera del Reino Unido para vehículos autónomos y conectados. Estos ensayos en ambiente real llevan a las marcas inglesas un paso más cerca a los vehículos inteligentes.

Como parte del proyecto UK Autodrive de £ 20 millones, Jaguar Land Rover está probando una gama de tecnologías de investigación que permitirán que los vehículos se comuniquen entre sí, así como la infraestructura de la carretera, como los semáforos en las carreteras. Las pruebas explorarán cómo los vehículos autónomos conectados en el futuro podrán reproducir el comportamiento y las reacciones humanas al conducir.

Jaguar Land Rover está desarrollando tecnologías de vehículos totalmente autónomas y semiautónomas para ofrecer a los clientes una opción de conducción autónoma o asistida, a la vez que se mantiene una experiencia de conducción agradable y segura. La visión de la compañía es hacer que el auto sin conductor sea viable en la más amplia gama de entornos de conducción, en carretera y fuera de carretera, y en todos los tipos de clima y terreno.

"Probar este proyecto de conducción autónomo en vías públicas es muy emocionante, la complejidad del entorno nos permite encontrar formas sólidas para aumentar la seguridad vial en el futuro. Mediante el uso de las entradas de múltiples sensores y la búsqueda de formas inteligentes de procesar estos datos, estamos obteniendo conocimientos técnicos precisos para ser pioneros en la aplicación automotriz de estas tecnologías. Jaguar Land Rover se enorgullece de ser un líder en proyectos de investigación colaborativa para automóviles autónomos y conectados. Estamos apoyando la investigación innovadora que será integral para la infraestructura, la tecnología y el panorama legal necesarios para que los vehículos inteligentes y autónomos se hagan realidad en la próxima década", expresó Nick Rogers, director Ejecutivo de Ingeniería de Producto.

Con el lanzamiento de las pruebas, Coventry, en el Reino Unido, se une a otras 12 ciudades en la realización de pruebas en carreteras públicas a nivel mundial.

UK AUTODRIVE. Es el mayor de los tres consorcios lanzados para apoyar la introducción de vehículos autónomos en el Reino Unido. Está ayudando a establecer el Reino Unido como un centro global de investigación, desarrollo e integración de vehículos automatizados y conectados a la sociedad. El consorcio ya ha probado estas tecnologías de investigación en un entorno cerrado y el comienzo de las pruebas en el mundo real es el siguiente paso para convertir la investigación en realidad. Los ensayos continuarán en 2018.