Fiat-Chrysler y PSA Groupe anuncian oficialmente su plan de fusión

Las dos compañías lograron un acuerdo y sus 14 marcas conformarán el cuarto fabricante de automóviles más grande del mundo.

Tras buscar un acuerdo con el Groupe Renault (que finalmente no se concretó), FCA siguió a la búsqueda de nuevos socios y luego de muchos rumores, se anunció oficialmente que el conglomerado ítalo-estadounidense se fusionará con el fabricante francés, donde cada uno obtendrá el 50% de las acciones del nuevo grupo automotriz combinado.

Así mismo, la junta directiva de este nuevo conglomerado estará conformada por once miembros (cinco de cada empresa) más el CEO, que será Carlos Tavares. A su vez, John Elkann será el presidente y la sede matriz se ubicará en Países Bajos, mientras que las acciones cotizaran en las bolsas de Milán, Nueva York y Paris.

A la luz de los resultados que cada compañía alcanzó en 2018, esta fusión entre Fiat-Chrysler y PSA Groupe generará ingresos combinados de casi 190.000 millones de dólares y un beneficio operativo de 12.000 millones de dólares, con un total de 8,7 millones de vehículos vendidos anualmente, convirtiéndose en el cuarto fabricante más grande del mundo, tras Volkswagen, Toyota y General Motors.

De esta manera, Abarth, Alfa Romeo, Chrysler, Dodge, Fiat, Jeep, Lancia, Maserati, Mopar y RAM formarán un solo consorcio con Citröen, DS, Opel y Peugeot, cuyos objetivos principales serán optimizar los recursos, crear productos en plataformas comunes y combinar esfuerzos en electrificación y conducción autónoma.

Entre los beneficios que podría traer esta fusión estaría acelerar el regreso de PSA Groupe a EE.UU. y aprovechar la experiencia de FCA en pick-ups y SUVs, mientras que FCA podría fortalecer su posición en Europa y tener acceso a tecnología que le permita desarrollar toda una nueva generación de automóviles compactos y medianos.

Según el acuerdo fijado por ambas empresas, la fusión no implicará el cierre de plantas, pero si habrá una revisión exhaustiva de toda la operación, de cara a lograr una sinergia del 80% dentro de cuatro años y una reducción en costos superior a los 3.000 millones de dólares.