Fiat-Chrysler ya ha producido 1,5 millones de motores E.torQ en Brasil

El bloque de 1,6 y 1,8 litros se encuentra bajo el capó de varios modelos de Fiat, Jeep y RAM, al tiempo que es exportado a tres países.

Propiedad del consorcio Fiat-Chrysler Automobiles desde 2008, la fábrica de motores en Campo Largo, Paraná (Brasil), es la responsable de producir los bloques E.torQ de cuatro cilindros (de 1,6 y 1,8 litros) y recientemente anunció la construcción de la unidad número 1.500.000. Vale la pena mencionar que esta es una de las principales plantas de la compañía en la región.

Además de suministrar los motores para los diferentes modelos de Fiat y Jeep que se producen en la región (como Fiat Argo, Fiat Cronos, Fiat Grand Siena, Fiat Strada, Fiat Toro, Jeep Renegade, RAM 700 y RAM 1000), la planta de Campo Largo también exporta su producción a Argentina, Italia y Turquia, encontrándose en varios vehículos de FCA disponibles en dichos mercados.

Para la compañía, la planta de Campo Largo es un activo importante en Latinoamérica y sus operaciones involucran a 400 colaboradores. La firma se encuentra adoptando las tecnologías integradas en la Industria 4.0, con innovaciones en procesos clave, como la automatización de tareas y el control de datos de información.