Škoda Karoq Sportline, así es la nueva variante deportiva de este SUV checo

Skoda Karoq Sportline 2.0 TSI

Este modelo recibe un aspecto más dinámico y la posibilidad de equipar motores turbo, gasolina o diesel, de hasta 190 caballos de potencia.

La firma checa sigue aprovechando el auge de los SUV y para dinamizar la oferta de la Škoda Karoq, anuncia la llegada de la edición Sportline, con varios elementos adicionales que realzan el lado deportivo de este modelo compacto.

Este SUV gana un kit de carrocería más deportivo, con parachoques rediseñados y la opción de instalar unos rines de 18 o 19 pulgadas de color negro, junto con apliques de color negro e insignias Sportline. Adentro hay asientos deportivo tapizados en tela o cuero negro, pedales de acero inoxidable, timón deportivo en forma de “D” e iluminación ambiental LED.

skoda karoq sportline 2018 atras

Si bien el cuadro de instrumentos digital sigue siendo opcional, la novedad es que la Karoq Sportline presenta una visualización adicional distinta a otros modelos de Škoda, la cual muestra el tacómetro y el velocímetro en el centro. Adicionalmente se podrán incorporar múltiples asistencias de manejo y la tracción total permanente.

A tono con su vocación deportiva, la Škoda Karoq Sportline se ofrecerá con el conocido motor 2.0 TSI, ajustado para rendir 190 caballos de potencia. La oferta también contempla el 1.5 TSI de 150 hp con desconexión de cilindros y los turbodiésel 2.0 TDI de 150 hp o 190 hp. Dependiendo del grado de potencia, se podrá tener una caja mecánica de seis cambios o la unidad DSG de doble embrague y siete relaciones.

skoda karoq sportline 2018 interior