El Škoda Fabia se pone al día en diseño y equipamiento para 2019

Škoda Fabia 2019

La tercera generación del subcompacto checo recibe una actualización de media vida, cuya presentación se hará en el Autoshow de Ginebra 2018.

Presente en muchos mercados desde 2015, la tercera generación del Škoda Fabia significó la continuación de este exitoso modelo para la marca checa, cuyos orígenes se remontan al año 2000 y que se ha convertido en una alternativa idónea para quien busca un auto pequeño con buenos niveles de acabado y equipamiento. A fin de no ceder terreno, la casa checa pone al día este subcompacto con miras al 2019.

Los cambios más notables están en el exterior, que estrena unos faros más grandes y una estampa más agresiva, mientras que la parte posterior resulta ser más vistosa. Ahora se podrá equipar con rines de hasta 18 pulgadas y en su interior hay ligeras modificaciones en detalles como cuadro de instrumentos, molduras decorativas y tapizados, con opción de incluir uno bitono, al tiempo que se ha actualizado la oferta de sistemas de información y entretenimiento.

El fabricante cita que el Fabia vendrá de serie con una pantalla de 6,5 pulgadas, la cual permite acceder los servicios en línea de Škoda Connect, y en función del nivel de equipamiento se podrán instalar otras de mayor tamaño. Se destaca que el equipo multimedia más completo tiene acceso a un servicio de información de tráfico en tiempo real y es compatible con Apple CarPlay, Android Auto y Mirror Link. Puede haber conexiones USB para los ocupantes de las plazas posteriores.

En temas de equipamiento, Škoda señala que el renovado Fabia podrá equipar detector de vehículos en el ángulo muerto, alerta de tráfico trasero cruzado (avisa al conductor de la presencia de tráfico en sentido perpendicular, por ejemplo, cuando sale de un espacio de parqueo en reversa) y activación automática de luces largas en las unidades equipadas con faros LED.

Por lo pronto, la oferta mecánica del Škoda Fabia 2019 solo contempla un bloque de tres cilindros y 1,0 litros con cuatro niveles de potencia, en función de si es atmosférico (MPI) o turbocargado (TSI). Los de aspiración natural erogan 60 hp y 75 hp, mientras que los sobrealimentados producen 95 hp y 110 hp. En todos los casos la caja será mecánica de seis cambios, pero el Fabia más potente podrá incorporar una DSG de doble embrague y siete relaciones.

Esta actualización se verá en el próximo Autoshow de Ginebra 2018 y seguramente arribará a los concesionarios europeos antes de finalizar el 2018, para posteriormente hacer tránsito a otros mercados donde actualmente se ofrece este modelo, que sigue disponible tanto en carrocería hatchback de cinco puertas, como en la variante familiar station wagon.