Mercedes-Benz CLA Shooting Brake, más practicidad para este llamativo modelo

Mercedes-Benz CLA 250 4Matic Shooting Brake

En se segunda generación, la vistosa versión familiar del CLA llega con más espacio interior y toda la tecnología ya vista en los otros compactos de Mercedes-Benz.

Tras presentar la nueva generación de sus modelos compactos (incluido el CLA), era solo cuestión de tiempo para que Mercedes-Benz diera a conocer una nueva generación de la CLA Shooting Brake, un modelo de estilo familiar que aporta mayor practicidad y una carrocería más llamativa. Evidentemente, comparte muchos elementos con el CLA Coupé.

La nueva Mercedes-Benz CLA Shooting Brake mide 4,68 metros de longitud, 1,83 metros de ancho y 1,44 metros de alto, por lo que resulta ser más grande que el modelo precedente. Pese a ello, el espacio interior no ha mejorado de forma significativa, ni tampoco la capacidad del baúl, cifrada en 505 litros. La diferencia radica en que la boca de carga y los accesos son más anchos.

mercedes benz cla shooting brake 2019

En el interior, este modelo lleva el novedoso sistema multimedia MBUX, con las más recientes funciones de control de voz y controles gestuales, al tiempo que se podrán integrar asistentes de manejo como ayuda de cambio y/o mantenimiento en el carril, control de crucero adaptativo, función de arranque y parada en trancones y asistente de parqueo semiautomático.

En cuanto al tren de rodaje, habrá rines de 18 o 19 pulgadas y la opción de pedir una suspensión de dureza variable con dos modos de uso (Normal y Sport), mientras que el control de estabilidad ha sido recalibrado para esta versión. Hay que anotar que la llamativa carrocería tiene un coeficiente aerodinámico de 0,26 Cx.

mercedes benz cla shooting brake 2019 baul

Por lo pronto, la oferta de versiones solo contempla la CLA 250 4Matic, con motor turbo de 2,0 litros y 225 hp, acoplado a una caja 7G-DCT de siete marchas con levas de cambio en el timón y tracción total 4Matic. Más adelante se agregarán otras versiones con motores diésel y gasolina, todos turbocargados de cuatro cilindros.

Sin tener rivales directos (quizá lo más parecido es la Kia Proceed), esta vistosa alternativa se mantiene en la gama de Mercedes-Benz para quienes buscan un exterior llamativo y algo más de practicidad, pero sin recurrir a un station wagon clásica, como una Clase C Estate. Al igual que el CLA de cuatro puertas, será fabricada en la planta de Kecskemét, Hungría.

bwd  Página 1/2  fwd