Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán, así es el nuevo sedán deportivo de la marca

Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán

La casa de Stuttgart propone este rival directo del Audi S3 Sedán, que tiene las mismas características y desempeño del A 35 de carrocería hatchback.

Por Santiago Álvarez (@santi_al91)

Luego de poner al día toda su línea de modelos compactos, solo era cuestión de tiempo para que Mercedes-Benz empezará a introducir las respectivas variantes deportivas y, tras la presentación del hatchback, era natural que la firma alemana tuviera en cuenta los mercados donde no se vende el Clase A de dos volúmenes y desarrollará el Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán.

En relación a un Clase A Sedán estándar, este modelo incorpora varios cambios estéticos que lo hacen ver más deportivo y nuevos rines de 18 o 19 pulgadas. En opción se podrá montar el kit AMG Aerodynamics Package que adiciona parachoques más deportivos, faldones laterales más prominentes y un spoiler posterior más grande.

mercedes amg a 35 4matic sedan interior

Por dentro, el Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán adopta todos los elementos ya vistos en los nuevos modelos de la marca, como la interfaz multimedia MBUX y la doble pantalla en el tablero. Eso sí, hay visualizaciones específicas de los menús, funciones como medidor de fuerzas G o uso de potencia/torque y el sistema AMG Track Pace, que registra datos de telemetría.

Dentro de los elementos incorporados para mejorar su motricidad están el selector de cinco modos de manejo AMG Dynamic Select (Slippery, Confort, Sport, Sport+ y Individual), la función AMG Dynamics (simula un diferencial de deslizamiento limitado), la tracción total AMG Performance 4Matic y la opción de incluir la amortiguación variable AMG Ride Control.

mercedes amg a 35 4matic sedan motor m260

Bajo el capó está presente el motor M260 de cuatro cilindros, 2,0 litros, turbo de doble entrada y sistema de escape de alto flujo, que entrega 306 hp de potencia y 400 Nm de torque. Va acoplado a una caja AMG SpeedShift DCT 7G de doble embrague, con función Race-Start (para arrancar con máxima aceleración) y modo manual, que se activa con las levas detrás del timón.

Esto sumado a todos los cambios ya vistos en el AMG A 35 4Matic, junto con los componentes reforzados a nivel de chasis, frenos y suspensión, permiten que este sedán deportivo de tamaño compacto acelere de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y alcance una velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente), lo mismo que su archirrival, el Audi S3 Sedán.