La renovada Mazda6 Wagon debutará en el Autoshow de Ginebra 2018

Mazda6 Wagon 2018

Tras la puesta al día del sedán, Mazda también actualiza la carrocería station wagon, que se vende en Europa y ciertos mercados de Asia/Pacífico.

Luego de presentar en el pasado Autoshow de Los Ángeles 2017 una profunda actualización del Mazda6 sedán, solamente era cuestión de tiempo para que la casa de Hiroshima trasladara dichos cambios a la carrocería station wagon, que todavía tiene adeptos en varios países de Europa y se ofrece en ciertos mercados alrededor del mundo.

La única imagen que ha anticipado la marca (previo al debut, que tendrá lugar el 6 de marzo) nos muestra un frontal idéntico al del sedán, aunque está por verse si hay cambios notables en la parte posterior. Si la propuesta va en línea con lo visto en el sedán, es de esperar que la Mazda6 Wagon solamente incorpore leves retoques que refresquen su apariencia. De todas formas, es indudable que seguirá siendo una de las station wagon más bonitas que se venden actualmente.

En la cabina, la nueva Mazda6 Wagon contará con asientos mejorados y materiales revisados para incrementar la calidad percibida, al tiempo que el conjunto de asistentes de manejo i-ActivSense se enriquecerá con el control de crucero adaptativo Mazda Radar (MRCC por sus siglas en inglés) que permite modular de forma automática la aceleración y el frenado del carro en función de la velocidad del vehículo precedente, así como la última generación del sistema de cámaras que permiten visión de 360° del exterior.

Todavía no hay datos técnicos sobre este modelo, pero el constructor nipón hace énfasis en que la Mazda6 Wagon contará con una oferta de motores SkyActiv con más desempeño y eficiencia (seguramente habrá opción diesel y gasolina), junto con aerodinámica optimizada, mejoras en el comportamiento dinámico y una reducción en los niveles de NVH (vibraciones, ruidos y asperezas). No creemos que el motor turbo SkyActiv-G 2.5T se ofrezca en Europa, pero tampoco habría que descartarlo del todo, aunque eso dependerá de la nueva normativa de emisiones.

En ese sentido tampoco cabe esperar mayores diferencias frente al sedán que conocimos a finales del año pasado, el cual fue objeto de un profundo proceso de reingeniería para obtener un vehículo más sofisticado en todo sentido, acorde con su posicionamiento como el “tope de gama” en la línea de automóviles de Mazda. A medida que conozcamos más detalles, ampliaremos la información sobre la novedad más importante de la marca para el próximo Autoshow de Ginebra 2018.