Así es el nuevo Lamborghini Urus, uno de los SUV más rápidos del mundo

Lamborghini Urus 2018

El fabricante divulgó todos los detalles de este impresionante modelo, cuyas prestaciones lo ponen al nivel de varios deportivos de renombre.

Tomando como punto de partida el modelo conceptual del mismo nombre que se presentó en 2012, Lamborghini finalmente hizo realidad uno de los modelos más esperados de los últimos años: el SUV deportivo Urus. Aunque muchos podrán considerar que se trata de una especie de “herejía” a tono con los tiempos que corren, en realidad se trata de la segunda incursión del fabricante italiano en este segmento, tras el célebre LM002 de los años 80.

Volviendo al presente, Lamborghini prácticamente traslado las líneas del concepto de hace unos años a la línea del montaje sin mayores cambios, aunque con los retoques necesarios para permitir su fabricación en serie. Es cierto que el SUV de 5,11 metros de longitud, 1,64 metros de altura y 2,02 metros de ancho no tiene puertas de apertura de tijera o motor central posterior, pero sus agresivas líneas son producto del ADN de la marca, incorporando muchas claves de diseño presentes en los afamados Huracan y Aventador.

Con una distancia entre ejes de 3,03 metros, el Lamborghini Urus podrá sentar a cinco pasajeros (pueden ser cuatro si los asientos posteriores son independientes) y ofrece un baúl de 616 litros, que se puede ampliar hasta los 1.596 litros si se abate el respaldo posterior. Como otros modelos de la marca, el cuadro de instrumentos es digital y la consola central está dominada por dos superficies táctiles: la primera se encarga de gestionar la interfaz multimedia y la segunda permite controlar los mandos del climatizador.

Aunque se trata de un SUV, el interior del Lamborghini Urus también tiene algunos elementos heredados de los biplazas deportivos de la casa, como el freno de parqueo automático o el botón de encendido de color rojo oculto bajo una tapa, mientras que el timón es de tres radios y como es de esperar, hay un mando que permite elegir entre siete modos de manejo (Strada, Sport, Corsa, Neve, Terra, Sabbia y Ego), que permite ajustar diferentes parámetros de elementos como motor, caja de cambios y control de estabilidad, entre otros.

Dejando de lado temas de equipamiento (que seguramente será excelso en temas de confort y tecnología), vale la pena resaltar que el Lamborghini Urus tiene un sistema de tracción total con un diferencial central autoblocante de tipo Torsen, el cual reparte el torque  en proporción 40/60 entre ambos ejes, pero si las condiciones lo requieren, puede llegar a enviar hasta un 70 % al eje delantero y hasta un 87 % al trasero. Esto se complementa con una suspensión neumática con regulación de dureza y altura, la cual oscila entre 15,8 cm y 24,8 cm (en su posición más baja y alta, respectivamente).

Teniendo en cuenta que este SUV está enfocado al alto desempeño, Lamborghini también ha dotado al Urus de recursos que le permitan una maniobrabilidad a la altura de sus prestaciones. Por ello equipa un sistema de dirección en las cuatro ruedas (las posteriores giran en el mismo sentido de las delanteras a alta velocidad o en sentido contrario a baja velocidad), junto con frenos de disco carbocerámicos (de 440 mm adelante y 370 mm) y llantas deportivas Pirelli. El comprador podrá elegir entre varios diseños de rines de 21 o 23 pulgadas de diámetro.

Todo lo descrito anteriormente podría sonar exagerado si el Urus no contará bajo su capó con un motor V8 biturbo (algo inédito en la marca) que produce 650 caballos de potencia, los cuales son gestionados por una caja automática de ocho cambios. Si bien en su construcción se ha empleado una cantidad considerable de aluminio, su peso ronda los 2.200 kilos, por lo cual el fabricante también instaló un sistema de desconexión de cilindros (a baja aceleración solo funcionan cuatro de los ocho cilindros) para mantener los consumos en un rango razonable.

Solamente nos resta mencionar las prestaciones de este modelo, que según Lamborghini será capaz de acelerar hasta 100 km/h en 3,6 segundos y apenas tardará 12,8 segundos para alcanzar los 200 km/h. Su velocidad máxima es de 305 km/h, cifra más que suficiente para poner en aprietos a camionetas deportivas de la talla de BMW X6 M, Jeep Grand Cherokee Trackhwak, Mercedes-AMG GLE 63 S, Porsche Cayenne Turbo o Range Rover Sport SVR, que podrían considerarse como sus posibles rivales y las únicas con la capacidad de seguirle el ritmo en curvas o en línea recta.

bwd  Página 1/2  fwd