Hyundai Tucson N-Line, la camioneta coreana gana una dosis de deportividad

Hyundai Tucson N-Line

Una estética más llamativa y leves ajustes en el tren de rodaje convierten a la Tucson N-Line en una camioneta más emocionante.

Poco a poco, Hyundai no solo va formando una línea de modelos deportivos N, sino que también irá creando algunas variantes N-Line, que tendrán algunos elementos para hacerlos más divertidos, pero sin ser tan radicales. Bajo esta premisa, la casa coreana presenta la nueva Tucson N-Line en el Viejo Continente.

En su exterior, la Hyundai Tucson N-Line viene equipada con unos rines de 19 pulgadas, parrilla en forma de malla, luces diurnas LED de nuevo diseño, parachoques deportivos y diversos elementos en color negro, como los rines, espejos, protectores de bajos y un discreto spoiler en la parte posterior. Todo ello en contraste con el tono de la carrocería.

hyundai tucson n line interior

Adentro, la Tucson N-Line adopta asientos delanteros deportivos (que ofrecen más soporte lateral), tapizados mixtos en cuero y gamuza con costuras rojas, pedales en aluminio e insignias N en diversas áreas del habitáculo. Hyundai no menciona elementos adicionales de equipamiento en relación a la dotación que tiene este SUV en los mercados internacionales.

En el plano mecánico, los ingenieros de Hyundai han aumentado la rigidez de los amortiguadores y recalibrado la dirección, con el fin de brindar una conducción más dinámica. Finalmente, este acabado deportivo estará asociado a los motores diésel mild-hybrid (1.6 CRDI de 136 hp y 2.0 CRDI de 185 hp) y el impulsor de gasolina 1.6 T-GDI de 177 hp.

hyundai tucson n line 2019