Dodge Challenger SRT Hellcat RedEye, una versión más poderosa de este muscle-car

Dodge Challenger SRT Hellcat RedEye

De la unión entre la carrocería Widebody con el motor Demon, surge este impresionante e intimidante cupé deportivo con 797 caballos de potencia.

Luego de finalizar la producción del potente Challenger SRT Demon, Dodge no quiere ceder a ningún otro fabricante el honor de fabricar el muscle-car más potente de fábrica y por ello presenta el nuevo Challenger SRT Hellcat RedEye, el cual surge de la unión entre diversas características de las variantes más poderosas de este cupé.

dodge challenger srt hellcat redeye widebody 2018 atras

Obviamente no hay cambios en el diseño exterior, aunque a diferencia del Hellcat original, este modelo recibe la vistosa carrocería Widebody, que no solo trae mejoras desde el punto de vista aerodinámico, sino también en términos de manejo. También nos encontramos con unos faros frontales con abertura central (que mejoran la refrigeración), capó con dos tomas de aire, rines de 20 pulgadas y spoiler posterior en color negro.

Lo más importante de este modelo está colocado bajo el capó, pues el motor V8 HEMI de 6,2 litros ha sido ajustado para producir 797 caballos de potencia y 958 Nm de torque, gracias a un aumento en la presión del supercargador, límite de revoluciones más alto (6.500 rpm), bomba de combustible de dos etapas y un filtro de aire con mayor flujo. Va acoplado a una caja automática TorqueFlite 8HP90 de ocho cambios con levas en el timón.

dodge challenger srt hellcat redeye widebody 2018 interior

Otros elementos que complementan el paquete son frenos Brembo con mordazas de seis pistones, la función Launch Control y el sistema de reserva de torque del Demon, así como la función Line Lock para bloquear las llantas delanteras, junto con las llantas Pirelli P-Zero 305/35ZR20 de gran adherencia y la opción de elegir entre dos relaciones finales del cambio (2,62:1, de serie y 3,09:1, opcional).

Todo ello le permite a este modelo registrar unas prestaciones de infarto, pues es capaz de acelerar hasta 100 km/h en 3,4 segundos, recorrer el cuarto de milla en solo 10,8 segundos a 211 km/h y registrar una velocidad máxima de 327 km/h.

bwd  Página 1/2  fwd