Porsche 962 C 1987

Porsche restauró una unidad del 962 C 1987 hasta el último detalle

Porsche 962 C 1987
Este 962 C de 1987 hace parte del departamento de Patrimonio y del Museo Porsche y fue devuelto a su condición original por la marca.

Porsche decidió restaurar por completo una unidad del 962 C de 1987, el exitoso modelo de carreras del Grupo C. Este en particular fue pilotado por el alemán Hans-Joachim Stuck en la Supercup ADAC Würth de Alemania en ese año; convirtiéndose en una de las tantas victorias que hay en el palmarés de este auto.

Fue en este momento, en plena inauguración de la categoría de prototipos de Grupo C, cuando tuvo la ocasión de probar la innovadora transmisión de doble embrague de Porsche (PDK) a ritmo de carrera. El objetivo era evaluar el rendimiento de esta tecnología bajo las condiciones más exigentes.

Porsche 962 C 1987

Este 962 C se identificó con el dorsal número 17 y a partir de su segunda carrera (200 millas de Norisring) lució la librea del patrocinador Shell; combinando el color amarillo y rojo en su carrocería. El auto también corrió en la temporada de 1988, pero entonces terminaron sus días de gloria en las carreras.

A partir de ese momento, conoció una “segunda vida” como automóvil de pruebas en el departamento de Aerodinámica de Weissach. Más adelante se incorporó a la colección de vehículos de Porsche; en donde llevó una vida más tranquila, hasta que la marca decidió restaurarlo por completo.

Una leyenda

Vale la pena recordar que el Porsche 962 C debutó en 1984 y para 1987 ya había logrado dos victorias generales en las 24 horas de Le Mans. El auto fue desarrollado sobre el anterior 956, pero con un monocasco de aluminio, una distancia entre ejes 120 milímetros mayor y pedales que están montados detrás del eje delantero.

Se convirtió en un auto de carreras muy versátil; diseñado para cumplir con los estándares del Grupo C de la FIA en Europa y la Clase GTP de IMSA en EE.UU. Venía equipado con motores bóxer de seis cilindros con uno o dos turbos KKK, acoplados a una caja manual de cinco cambios o una PDK de siete marchas.

Precisamente esto es lo que hace especial a esta unidad, que fue equipada con dicha transmisión. Una tecnología que apenas fue llevada a la producción casi 25 años más tarde; cuando se ratificó su eficiencia y fiabilidad en el uso diario. Un motivo más que suficiente para que Porsche decidiera devolverle su lustre original.

Como en sus mejores días

El proceso tomó cerca de un año y medio y fue necesario reconstruir muchos componentes; aunque otros se encontraron en los alrededores de Weissach. Incluso, los restauradores contaron con la opinión del ingeniero de carreras de la época, Norbert Singer, y el diseñador Rob Powell, que definió su colorido aspecto.

Afortunadamente, este Porsche 962 C de 1987 estaba en un buen estado general; aunque se reconstruyeron completamente los bajos, cambiaron la disposición de los radiadores e hicieron muchos otros ajustes en la carrocería. El trabajo estuvo a cargo de Armin Burger y Traugott Brecht, de Porsche Motorsports Histórico.

El apoyo de Powell fue fundamental para replicar el esquema cromático original y tras la restauración, Porsche le permitió a Stuck probarlo en Weissach. Nadie más indicado que él para verificar el correcto funcionamiento de esta pieza de colección; que se convirtió en uno de los vehículos de carrera más exitosos de la historia.

Porsche 962 C 1987

En Autosdeprimera: Sale a subasta el Porsche 928 que condujo Tom Cruise en “Risky Business”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *