Domicilios en bicicleta: un servicio por controlar, advierte Cesvi Colombia

Tomada de Lapatria.com

El desarrollo tecnológico de plataformas de soluciones a los clientes no debe dejar de lado la seguridad vial.

Según el Observatorio Nacional de Seguridad Vial, en el primer semestre de 2018 han muerto 3.096 personas en accidentes de tránsito, 170 de ellos ciclistas. Los ciclistas, dentro del grupo de actores vulnerables (peatones, ciclistas y motociclistas), son un foco importante para analizar porque la bicicleta es un medio de transporte que se viene impulsando en el modelo de servicio a domicilio apoyado en plataformas del tipo ‘app’.

A lo largo de estos desplazamientos el bici-domiciliario se ve expuesto a muchos riesgos, especialmente por su precaria conducta de prevención de accidentes. Con el fin de hacer un llamado tanto al buen comportamiento como a la capacitación, Cesvi Colombia observó en la calle las conductas más riesgosas, sus consecuencias y trató de entender su origen.

bicicletas domicilios b

✘ Cruce de semáforo en rojo: práctica muy frecuente, es posible asociarla al tiempo de entrega y a que no son fácilmente identificables mediante cámaras de fotocomparendo.

✘ Ausencia de elementos de protección personal: aunque parezca ilógico, no se evidencia una cultura de protección del empleado ni del empleador. Si bien el negocio se mueve en la vía y una lesión lo afectaría profundamente, es normal ver que no se tengan estos elementos.

✘ Circulación sobre los andenes: es común observar que los ciclistas transiten por aceras peatonales, cuando deben circular por la vía o por la ciclorruta.

✘ Uso de audífonos: no estar atento a la vía genera un alto riesgo, tanto como no oír un pito, un llamado o cualquier sonido que alerte al ciclista ante el peligro.

✘ Circulación en contravía e irrespeto por las señales: es muy frecuente este tipo de conducta, tal vez con el fin de acortar el camino. Así se pone en riesgo la integridad del ciclista y de los peatones. Adicionalmente, omiten la señal de PARE, hacen giros prohibidos, circulan por zonas restringidas y estacionan en lugares inadecuados.

✘ Manipulación del celular: considerando que el negocio se produce gracias a la conectividad, es común ver que se manipulen tabletas o celulares mientras se conduce.

bicicletas domicilios c

Causas del riesgo

Dicen los bici-domiciliarios que la principal causa de caer en estas malas conductas al manubrio es el afán por realizar su entrega y así poder estar disponibles para un nuevo servicio. Además, también aluden el desconocimiento de normatividad: de hecho, en muchos casos se trata de personas extranjeras, lo que genera que el desconocimiento por las normas de tránsito locales sea mayor.

Lo que más llama la atención es que tienen un tiempo establecido para realizar la entrega, es decir, que están condicionados a un límite de tiempo que, de no cumplirlo, genera una queja en el sistema y en la reiteración les suspenden la posibilidad de continuar prestando los servicios, algo que evidentemente les afecta el bolsillo.

En cuanto a elementos de protección personal, la causa es económica. Si bien las empresas contratantes les sugieren el uso de elementos de protección, estos deben ser provistos por el domiciliario -entre ellos el casco-. Pero, en muchos casos prefieren no hacer la inversión.

Al preguntarles por la capacitación sobre seguridad vial que les brinda la empresa contratante, los bici-domiciliarios indican que no reciben formación específica en este aspecto, salvo una charla de 10 o 15 minutos en la que les hacen recomendaciones generales sobre la circulación en las vías, enfocadas en seguridad vial.

cesvi accidentalidad bicicleta d

Otro aspecto relevante es que no tienen una jornada definida. En consecuencia, entre más servicios completen mayor será la remuneración, lo cual va en detrimento de la seguridad vial porque el cansancio es fuente de distracción.

Es importante resaltar que algunos de estos jóvenes manifestaron tener un contrato por prestación de servicios y desconocemos si se les exige afiliación a EPS en su calidad de contratistas.

Tras conversar con los domiciliarios se concluye que desconocen las normas de tránsito, no utilizan elementos de protección adecuados, no cuentan con un reglamento ni mucho menos con un Plan Estratégico de Seguridad Vial, como lo indica la legislación colombiana.

Desde Cesvi Colombia se hace un llamado a reflexionar sobre varios aspectos:

  1. Una capacitación en seguridad vial, estructurada, enfocada y bien impartida, ayudaría en gran manera a mejorar la cultura vial.
  2. La revisión de los tiempos de entrega, primando siempre la seguridad en el desplazamiento.
  3. Los elementos de protección personal son algo que no debería ser negociable y por lo tanto una exigencia para la prestación del servicio.
  4. Incluir a todos los colabora-dores de la empresa dentro de los planes de seguridad vial. Esto garantiza que se tengan controlados los riesgos por la prestación de este servicio.
  5. 5. Las autoridades deben ejercer un mayor control, puesto que en el Código Nacional de Tránsito están definidos temas como: lugares de circulación, respeto por las normas y seña-les y uso de elementos de protección personal.

bicicletas domicilios d