La bicicleta, un vehículo perfecto para todos los días. ¿Pero la conducimos con seguridad?

El experto en seguridad vial Rafael Mayorga cuenta su experiencia como ciclista en la vía y advierte los riesgos que se corren al usarla (sufrió un fuerte accidente que le fracturó los brazos) y cómo minimizarlos para evitar tragedias.  

Por Rafael Mayorga

Ingeniero experto en Seguridad Vial 

La primera vez que maneje una bicicleta tenia 5 años. Era roja y del tipo cross. Desde ahí quede fascinado con su simpleza, pero a la vez versatilidad. A eso de los 14 años con mis tíos comencé a ir más lejos, más rápido y más alto, y como ya existían las todoterreno, iba  por cualquier lado, ya fuera pavimento, tierra o barro. La idea era convivir con la naturaleza y la ciudad. 

En esa época utilizar un casco no era común. Se veían algunos ciclistas profesionales que los usaban y otros no, pero a finales de los noventa se hizo obligatorio, pero por la muerte de uno de ellos en las grandes vueltas europeas. Siempre he tenido el instinto de preservación, por eso al año de estar disciplinado con la bicicleta compré con los ahorros de estudiante una protección vital que minimiza las consecuencias en alguna caída: el casco.

blog bicicletas a

Antes de salir en la bicicleta siempre lo utilizó, pero me asombro al ver ciclistas en 2018, que salen a las grandes avenidas o caminos sin él, digo si conociéramos las cifras de accidentalidad en Colombia, este año han muerto 290 (fuente observatorio nacional de seguridad vial) ciclistas en accidentes de tránsito creo que existiría una sensibilización de parte de quienes no lo utilizan.

Cada día la bicicleta y sobre todo en las grandes ciudades se ha convertido en un medio alternativo de transporte, es ecológico, amigable con el medio ambiente, nos mantiene en forma, pero muchas veces no se toman las medidas adecuadas y necesarias para hacerlo con seguridad. Muchas veces cuando vuelvo a mi casa por la Avenida carrera 30 veo a muchos ciclistas sin luces de posición para poder verlos, utilizan ropa oscura que no permite divisarlos desde la distancia, no utilizan materiales retro reflectivos que ayuden a los demás actores viales a identificarlos, digo yo, ¿será que quieren su vida?

Pero algo que analizó es el poco respeto por las señales de tránsito, entonces los vemos circulando en los andenes, no respetando semáforos o pares, circulando fuera de los caminos destinados para las bicicletas, adelantando los vehículos por la izquierda o zigzagueando y circulando en contravía, entre otras. Si esto pasa de esta manera como será ese conductor, ese actor vial como será con otro tipo de vehículo.

blog bicicletas c

He entendido con los años que el problema es de cultura vial y a todos los niveles, no solo el ciclista sino también los otros actores viales. De ahí esta reflexión que se resume en que en nuestras manos está hacer las cosas bien. No se necesita mucho presupuesto para salvar una vida, es mas la intención de hacerlo. Hace 6 meses sufrí un accidente en mi bicicleta con otro ciclista, creo yo de unos 14 años, que imprudentemente estaba en contravía y debí frenar para minimizar las consecuencias del impacto. Eso me costó la fractura de dos brazos.

Ha sido un proceso fuerte y doloroso, hoy ya realizó casi todas las actividades y no paso a mayores, por eso no me quiero imaginar cuando alguien muere o tiene lesiones permanentes cuando manejaba su bicicleta, la carga emocional que genera, los días de incapacidad, afectación de sus actividades diarias, la preocupación de su familia, por eso los invito tomarse 5 minutos antes de salir de la casa o trabajo para ponerse el casco, prender la luz de posición o de iluminación, utilizar la ropa adecuada, revisar los frenos, las llantas, que todo esté ajustado, para regresar sanos y salvos. Disfrutar el recorrido sin accidentes nos hace seguros en la vía.

blog bicicletas grafico