Blog del Editor. ¿Un futuro sin conducir y sin un carro en el garaje?

Carro autónomo de Uber en pruebas en Estados Unidos

Un número cada vez mayor de analistas tecnológicos pronostican que en menos de 20 años todos habremos dejado de tener automóviles y, lo que es más, el motor de combustión interna se habrá enviado al basurero de la historia”, dice un artículo de la BBC.

Por Jaime Gabriel Abozaglo

Editor en Autosdeprimera.com

Vivimos tiempos en los que parece que el futuro ya llegó. Es claro que los vehículos eléctricos tomaron la delantera y pronto serán norma, como ya lo están decidiendo muchos países en Europa. El hidrógeno como combustible se masificará en algún momento y los carros sencillamente se manejarán solos, tanto así que varios de ellos ya lo están haciendo alrededor del mundo.

Esto supondrá más cambios en menos tiempo, frente a todo lo que ha evolucionado el automóvil con motor a combustión desde que Benz y Daimler se lo inventaron a finales del siglo XIX.

Pero ahí no para la cosa. Proyectos como los que lidera la Alianza Renault – Nissan - Mitsubishi van más allá y proyectan el carro como una batería adicional del entorno casero, que en el futuro tendrá su propio acumulador y podrá gestionar la energía que compra y almacena (léase páneles solares). Todo a menor costo y con un claro enfoque ambientalmente sostenible.

carro autonomo uber a

Lo que no tenemos muy claro es si los nuevos carros, que serán eléctricos y se conducirán solos de forma muy segura, serán tan populares y fáciles de tener en casa. Y gran parte de las respuestas a esa pregunta están en un interesante artículo publicado por el portal de la BBC de Londres.

En él se recuerda que compañías como Uber vienen financiando proyectos de movilidad autónoma no con fines tan altruistas, sino tras la meta de reemplazar al conductor que supone al menos el 50% del costo de un servicio de transporte. “En este momento, los vehículos eléctricos son más caros que los modelos similares con motores de combustión interna, pero ofrecen costos de por vida significativamente más bajos. Son más fiables, para empezar. El auto eléctrico típico tiene alrededor de 20 partes móviles en comparación con las cerca de 2.000 de un motor de combustión interna. Como resultado, los vehículos eléctricos también tienden a durar mucho más tiempo. La mayoría de los fabricantes de estos automóviles espera que sus vehículos lleguen, al menos, a las 500.000 millas (800 mil km)”, explica el artículo, además titulado de manera impactante: “Los motivos por los que quizás ya hayas comprado el último auto de tu vida”.  

Estos factores no son tan importantes para la mayoría de los consumidores: después de todo, el conductor promedio en Inglaterra, por ejemplo, hace menos de 16.000 kilómetros por año y nuestros autos están estacionados el 95% del tiempo. Sin embargo, en el caso de un taxi autónomo, que se usa de manera continua, estos son problemas mayores”, agrega. Es decir, los costos de mantenimiento serán mucho más bajos y eso se reflejará en trayectos más baratos, que se prevé serán tan solo el 10% de las tarifas actuales. 

nissan leaf panel solar

En plata blanca significa que si un viaje al trabajo en taxi hoy cuesta 15 mil pesos, en un futuro donde reine la movilidad autónoma costará cerca de 2 mil pesos. Y con ello queda claro que no valdrá la pena tener carro cuando los costos de transporte seguro, personal y eficiente serán tan bajos. Sin embargo nace otra pregunta ¿cómo será el transporte masivo del futuro?  

Además de no consumir combustibles fósiles, con su enorme beneficio ambiental, los carros autónomos bajarán considerablemente la accidentalidad, se salvarán millones de vidas y se ahorrarán miles de millones de dólares. El artículo prevé que “La cantidad de vehículos en las carreteras de EE. UU. caerá de casi 250 millones a solo 45 millones en un período de diez años” ya que se prohibirá la conducción humana y muchos americanos también compran vehículos solo por el placer de conducirlos.  

La parte oscura de esto es que millones se quedarán sin trabajo, la industria automotriz será mucho más pequeña y nuestra seguridad estará en las manos de una máquina. Y quien sabe, tal vez hasta los medios especializados en cubrir esta industria también seamos parte del pasado cuando reinaba el petróleo.  Pero la modernidad es una aplanadora y ya veremos cómo se acomodan las fichas cuando todo esto sea realidad.

nissan red recarga electricos a

Sea como sea, el futuro de esta apasionante industria, ahora en manos de la inteligencia artificial, pinta tan apasionante como el presente mismo.