Gracias a la tecnología, solo hubo daños materiales en el accidente del McLaren en la vía Bogotá - Tunja

El grave accidente que involucró tres autos deportivos y un SUV todoterreno, deja en claro lo mucho que la industria automotriz ha avanzado en cuanto a seguridad.

Un coctel poco común en estas tierras colombianas se presentó el pasado domingo 4 de febrero de 2018 muy temprano en la vía doble calzada que usan los bogotanos y que lleva de Bogotá a la ciudad de Tunja. Un Mclaren 650S Spyder único en el país, un precioso Mercedes-AMG GT S que refleja la más reciente generación de súper autos de la marca alemana, un Porsche Boxster que significa el segundo escalón en el camino ascendente hacia el 911 y una robusta Toyota Prado colisionaron en una fría y lluviosa mañana, accidente bastante fuerte como se puede apreciar en las fotos que ruedan por las redes, pero que no dejó ni muertos ni heridos graves.

No vamos a especular sobre lo que pudo pasar, ya que este tema es muy delicado, implica serias reclamaciones y las aseguradoras ya están haciendo su trabajo de investigación para determinar lo sucedido. Lo que sí sabemos es que el choque múltiple puso a prueba los sistemas de seguridad de los carros, fruto de años de evolución y desarrollo continuo, presionados por férreas entidades como Euro NCAP e IIHS, que año tras año ponen el listón más alto para que tanto en Europa como en USA se vendan carros muy seguros y preparados para proteger a sus ocupantes en caso de choques.

Lo primero que hay que decir es que todos los carros, además de altísimas prestaciones de acuerdo con su segmento, son muy seguros gracias a que montan sistemas de seguridad activa y pasiva acordes a sus prestaciones y a las marcas que los construyeron. Si en ese accidentado póker se hubiera colado un carro pequeño y con pocos sistemas de seguridad, los resultados sí que hubieran sido desastrosos.

Revisamos nuestro archivo y estas son las tecnologías que en cuanto a seguridad activa y pasiva montan cada uno de los carros involucrados en este triste accidente:

McLaren 650S Spyder

Diseñado nada menos que para ser un Fórmula 1 de calle, esta bestia puede acelerar desde cero hasta los 96 km/h en 2,9 segundos. Por ello le montaron frenos con discos cerámicos y mordazas en carbón, asistidos por el Proactive Chassis Control (PCC) que mediante computadores y sensores ‘endurecen’ o ‘relajan’ el comportamiento del vehículo. Este trabaja de la mano con el ABS, el sistema de estabilidad ESC y el sistema anti balanceo RSC. El alerón trasero viene con un programa denominado ‘McLaren Airbrake’, que al frenarlo a tope se levanta para actuar como una barrera contra el viento (incrementar la resistencia aerodinámica). A los pasajeros (2, pues se trata de un biplaza) los recibieron airbags laterales y frontales y de rodilla. Pero antes los detuvieron cinturones de seguridad de seis puntos que además del tronco protegen los hombros y el cuello, que se activaron mediante pretensores pirotécnicos.

Mercedes-AMG GT S

Este bellísimo ejemplar es un digno Mercedes pura sangre, incluso en su seguridad, fruto de una de las marcas más confiables en ese aspecto en el mundo. Para prevenir accidentes incluye el programa electrónico de estabilidad de 3 niveles ESP, frenos ABS, sistema de control de tracción (ASR) y el servofreno de emergencia BAS. A sus ocupantes los salvó el Sistema PRE-SAFE con pretensores de cinturón reversibles para el conductor y el acompañante y un arsenal de bolsas de aire para conductor y acompañante que incluye rodillas, laterales de tórax y cadera y windowbags.

Porsche Boxster

El hermano por encima del menor (Cayman) de la casa alemana monta frenos con pinzas fijas de aluminio de 4 pistones en arquitectura monobloque, gestionados por varios programas de antibloqueo, estabilidad, tracción y anti deslizamiento. Los airbags son de gran tamaño para conductor y acompañante con accionamiento en dos etapas, dependiendo de la gravedad y el tipo de accidente. Además incluye el sistema Porsche Side Impact Protection System (POSIP), compuesto por barras de protección lateral en las puertas y dos airbags laterales a cada lado: en los flancos de los asientos hay integrado un airbag torácico, en los paneles de puerta un airbag craneal que se despliega de abajo hacia arriba desde el panel de la puerta. Y un sistema de protección antivuelco de dos elementos protege el habitáculo en caso de vuelco o impacto lateral. Los arcos antivuelco traseros, en una combinación de aluminio y acero, se encuentran alojados detrás de los asientos. Están revestidos por completo y proporcionan una elevada seguridad.

Toyota Prado

Digna representante de la familia Land Cruiser, monta discos ventilados en las cuatro ruedas, asistidos por sistema antibloqueo de frenos ABS más asistencia de frenado EBD+ BA. Los sistemas de control y tracción incluyen las tecnologías propias VSC+ A - TRC+ HAC+ DAC, que ayudan a que el conductor no pierda el control, además de girar más seguro. Los cinturones de seguridad incluyen pretensionador y limitador de fuerza, y dos airbags delanteros recibieron a conductor y pasajero para evitar serias (o mortales) contusiones al golpearse contra el millaré de la Prado.   

* Todas las carrocerías están montadas en diferentes tipos de aceros deformables y elásticos, al igual que las barras de las puertas. En algunos casos se suma aluminio y fibra de carbono.