Chevrolet Tracker Turbo Premier AT

Chevrolet Tracker Turbo Premier AT: Un SUV que evolucionó en todo sentido

Chevrolet Tracker Turbo Premier AT
La Tracker pasó de ser uno de los modelos más longevos de la marca, a convertirse en un referente de su segmento. La probamos a fondo en su versión Premier AT, la más equipada de todas.

Tras poner a prueba el Onix Turbo en su variante sedán, ahora llega el turno de evaluar la nueva Chevrolet Tracker Turbo en su versión Premier AT. Se trata de la segunda generación de este reconocido mini SUV, que lo único que conserva de su antecesor es el nombre.

Este modelo presenta grandes cambios en diversos aspectos como diseño, desempeño y seguridad; así como también en su oferta en tecnología. Todo ello resulta crucial para competir fuertemente en su segmento y establecerse como un nuevo referente en su categoría.

Chevrolet Tracker 2021

Estilo

Salta a la vista que la carrocería tuvo un cambio radical en su imagen y sigue la línea de los modelos más recientes de Chevrolet. Sus múltiples pliegues dan forma a un vehículo más atractivo, que nos recuerda a la Blazer y otros modelos disponibles a nivel internacional.

Por ejemplo los faros ahora son más alargados y en esta versión Premier son de proyección en LED, mientras que en el resto de la gama son halógenas y se complementan con las luces DRL también en LED. Además hay una gran parrilla de color negro que se integra al bómper.

Lateralmente, luce más imponente, pues se han modificado las proporciones para hacerla ver más baja y alargada. A ello se suman las partes negras en los bajos del carro que la hacen ver más robusta y en esta versión Premier encontramos unos rines bitono de 17 pulgadas y barras de techo metalizadas.

En cuanto a la parte posterior, la Tracker Premier AT viene con stops LED y un spoiler en la parte superior de la parte. También se reposicionó el porta placa, que va instalado en el bómper; y para que no quede duda sobre el desempeño de su motor, la marca le puso el emblema de Turbo en el costado derecho.

Al igual que el Onix Turbo, este SUV emplea la nueva plataforma GEM, gracias a lo cual es ligeramente más grande que su antecesora. Mide 4,27 metros de largo, 1,79 metros de ancho, 1,62 metros de alto y su distancia entre ejes es de 2,57 metros. Por su parte, la altura libre al piso es de 16,1 centímetros en esta versión, la cual resulta inferior en relación a varios de sus rivales.

Interior

Gracias al incremento en las dimensiones, la Tracker Turbo ofrece una mejor habitabilidad en todas sus plazas; mientras que el diseño de la cabina tiene un aspecto más moderno y es casi idéntico al del Onix Turbo. La versión Premier AT se distingue del resto de la gama por su tapizado bitono y las superficies blandas de color azul en el tablero.

Sin embargo, en el resto del habitáculo predominan los plásticos rígidos, aunque se evidencia una mejora en la calidad percibida y los acabados. En cuanto al puesto del conductor, este resulta ser cómodo y tanto el volante como la silla tienen múltiples reglajes manuales. También se rediseñó el panel de instrumentos, que ahora tiene medidores análogos y un display de 3,5 pulgadas a color, que proyecta abundante información sobre el funcionamiento de la Tracker.

Pasando a la parte posterior, hay algo más de espacio a lo largo y ancho en relación a la antigua Tracker y dos adultos podrán viajar con total comodidad. Un detalle importante es la presencia de dos puertos USB en toda la gama, apoyabrazos trasero y en esta unidad hay un sunroof panorámico.

La Chevrolet Tracker Turbo Premier AT también experimentó una mejora favorable en su capacidad de carga. Esta se incrementó un 30% frente a su antecesora y ahora es de 390 litros, gracias al rediseño de la cabina. Además cuenta con un doble fondo en el piso, lo cual permite ampliar el espacio o guardar objetos pequeños. No sobra mencionar que la llanta de repuesto es de tamaño reducido.

Conectividad y seguridad

Como ya sucede con otros modelos de Chevrolet, uno de sus puntos más destacados es la conectividad. Todas las Tracker Turbo vienen con pantalla táctil central de ocho pulgadas, con interfaz MyLink y aparejamiento Apple CarPlay/Android Auto. Además de ser muy fácil y rápida de operar, el Bluetooth permite sincronizar dos celulares al tiempo y en esta variante Premier AT contamos con conexión a internet WiFi.

Interfaz MyLink

Es exactamente el mismo sistema que encontramos en el Onix Turbo y el cual ofrece la misma funcionalidad. Además tenemos un cargador inalámbrico para el celular y todo ello nos permitirá aprovechar todos los servicios del asistente OnStar; así como de la app MyChevrolet.

Adicionalmente, la Tracker Turbo Premier AT incluye sensor de luces, acceso y encendido sin llave, sensores de parqueo, cámara de reversa y climatizador electrónico, entre lo más destacado. Al ser la versión tope de gama echamos de menos los ajustes eléctricos de la silla del conductor, sensor de lluvia y quizá el freno de parqueo electrónico.

Alerta de colisión frontal

Otro punto importante es la seguridad, pues la Chevrolet Tracker Turbo supera a su antecesora con creces. Todas las versiones vienen con seis airbags, controles de estabilidad y tracción, anclajes ISOFIX, frenos ABS con EBD y asistente de arranque en pendientes. Pero esta unidad va más allá con la presencia de alerta de punto ciego, alerta de colisión frontal con frenado de emergencia y asistencia de parqueo. Revisando la oferta local, difícilmente encontraremos modelos de precio similar con estas ayudas de manejo.

Desempeño

Gracias a la nueva plataforma, la Tracker es hasta 134 kilos más ligera que antes. Esto permitió aplicar un downsizing en su motorización, dejando atrás el 1,8L aspirado heredado del Cruze. Ahora monta un eficiente propulsor turbo de 1,2 litros y tres cilindros, que entrega 130 hp de potencia a 5.500 rpm y 190 Nm de torque a 2.000 rpm. En este caso va acompañado por una caja automática de seis cambios con modo Low y un botón para pasar los cambios de forma manual.

Motor turbo de 1,2 litros

Esta configuración es muy similar a la del Onix que probamos hace algún tiempo, pero con ajustes para entregar un mayor desempeño. Su aceleración a la altura de Bogotá es de aproximadamente 11 segundos de 0 a 100 km/h, marcando una clara diferencia en rendimiento con su antecesora. Eso sí, nos gustaría tener unas levas de cambio para disfrutar aún más su mecánica.

Gracias a ello, la personalidad de la Tracker cambió por completo y ahora si es un vehículo apto para viajar por carretera; sin temor a hacer sobrepasos o coronar pendientes con el cupo de pasajeros y maletas lleno. Solo se siente un leve lag del turbo al arrancar, pero se compensa con una ágil respuesta al acelerar a fondo, aprovechando así las bondades de su motor.

Chevrolet Tracker Turbo aceleración

Detalles como la tracción 4×2 delantera o los frenos de campana traseros tal vez son puntos a mejorar. Pero eso se compensa con una suave suspensión, cuya puesta a punto está orientada más al confort y por ende, habrá algunos balanceos en curvas. Aun así, resulta ideal en ciudad para sortear irregularidades sin mayor inconveniente, y a ello se suman unas grandes llantas en medida 215/55 R17.

Gracias a su dirección eléctrica, la Chevrolet Tracker Turbo Premier AT es bastante suave de maniobrar, lo cual sumado a un bajo peso de 1.263 kg, hace que sea más ágil de lo que imaginamos. En general es un buen vehículo familiar, aunque algunos rivales ofrecen una mejor calidad de marcha. De todas formas es destacable el nivel de aislamiento para tratarse de un motor de tres cilindros.

Para finalizar, hay que anotar que el consumo mejoró notablemente en relación a su antecesora. En ciudad no será difícil registrar unos 40 km/galón, y en carretera fácilmente puede estar en el orden de los 60 km/galón, siempre con gasolina Extra. A eso hay que sumar la correa bañada en aceite de su motor, lo cual hace más económicos los mantenimientos y asegura su confiabilidad en el largo plazo.

Luego de probar la Tracker Turbo, la sensación es muy similar a la que tuvimos con el Onix. Aún hay lugar a mejoras en temas como acabados, calidad de marcha o la falta de discos traseros y levas de cambio; pero definitivamente sobresale entre todos sus rivales por conectividad, seguridad y desempeño, a la par que resulta ser muy eficiente en términos de consumo.

Turbo

Conclusión

Tras lo visto en  el Onix Turbo, esperábamos que un modelo tan convencional como la Tracker también evolucionara de forma similar. No es un secreto que Chevrolet viene apostando muy fuerte en los segmentos claves del mercado y este modelo solo reafirma esa estrategia. Tanto así que no es nada descabellado considerarlo como un referente de su categoría.

Debido a eso, la Chevrolet Tracker Turbo Premier AT se impone como una de las opciones más interesantes de su segmento. Sigue siendo un buen vehículo familiar, pero ahora con cualidades mejoradas que potencian sus conocidas virtudes. Llega importada desde Brasil y seguramente será un gran éxito para la marca, pues le pone la vara muy alta a todos sus rivales.

  • Nos gustó: Alto grado de conectividad, presencia de ayudas de manejo avanzadas y rendimiento del motor turbo.
  • Podría mejorar: Mayor refinamiento en acabados y calidad de marcha, ausencia de levas de cambio y frenos traseros de campana.

En video: Chevrolet Tracker Turbo Premier AT: ¿La mejor de su segmento? – Prueba

En Autosdeprimera: Probamos el Chevrolet Onix Sedán Premier AT

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *