Chevrolet Joy Sedán

Chevrolet Joy Sedán: Un carro sencillo, funcional y con un precio muy atractivo

Chevrolet Joy Sedán
El anterior Onix sigue vigente en Colombia gracias al nuevo Chevrolet Joy. Una opción pensada para quienes buscan un auto familiar muy asequible.

Después de su éxito en Brasil y otros mercados de la región, la marca decidió incursionar en nuestro país con el nuevo Chevrolet Joy Sedán. Este modelo que está basado en la anterior generación del Onix y espera en convertirse en un “súperventas” gracias a su atractivo precio. Se trata de un sencillo vehículo familiar, diseñado para sortear el día a día sin mayores contratiempos.

Para lograrlo, Chevrolet simplificó el equipamiento y modificó algunos detalles de estilo. De esta forma, se ubica entre el Beat y el Onix Turbo en el portafolio de sedanes de la marca. Y así, logró configurar un interesante rival para los Renault Logan Life y Volkswagen Voyage Trendline, que podrían ser sus principales rivales en el mercado.

Estilo

En cuanto al diseño, es una silueta bastante conocida, pues es la misma anterior Onix, el modelo más vendido en los últimos años en la región. Para diferenciarse, el Chevrolet Joy Sedán tiene unos faros con mascara de color negro y el corbatín del mismo color. También cuenta con parrilla oscurecida y unas luces de posición LED.

Lateralmente se destacan los espejos de color negro y unos rines de acero de 15 pulgadas con copas en color gris oscuro. Tienen un buen aspecto y están montadas sobre unas llantas en medida 185/65 R15, mientras que en la parte posterior la única diferencia son los emblemas. Su volumen posterior es alto y además integra un pliegue en la tapa del baúl, emulando un spoiler.

Chevrolet Joy 2021

Para que se hagan una idea del tamaño de este auto, el Joy Sedán mide 4,27 metros de longitud, 1,70 metros de ancho, 1,47 metros de alto y su distancia entre ejes es de 2,52 metros. Y para quienes echan de menos exploradoras, rines de aleación y otros elementos, la marca tendrá destinado un amplio catálogo de accesorios. Todo esto para modificar el aspecto según el gusto y presupuesto.

Interior

Al ser un carro tan sencillo, es de esperar que la cabina del Chevrolet Joy Sedán no tenga grandes lujos. Pero hay detalles que resaltan como las molduras negras del volante, el terminado bitono del tablero y los nuevos tapizados de tela, con un aplique en el espaldar. Además, el velocímetro digital ahora tiene iluminación naranja, en contraste con el sobrio aspecto del resto del habitáculo.

Chevrolet Joy Sedán

Y aunque el volante no es regulable, la silla del conductor si tiene ajuste manual en altura; pero se dificulta un poco encontrar la postura correcta. Otro elemento que se simplificó fue la conectividad y de fabrica trae un sencillo radio de dos parlantes y conexión Bluetooth. Esto liberó espacio en el tablero para dejar algunos objetos a la mano.

Todo ello permite rodar con relativo confort en el día a día; pues además cuenta con aire acondicionado, vidrios eléctricos delanteros, bloqueo central y dirección hidráulica. En términos de seguridad, solo se incluye doble airbag frontal, frenos ABS con EBD, anclajes ISOFIX, apoyacabezas y cinturones de tres puntos en todas las plazas. Hay que anotar que obtuvo una calificación de tres estrellas bajo el anterior protocolo de Latin NCAP.

Dado que el Joy Sedán es más grande que los city-cars de precio similar, se siente amplio en la parte posterior. Cuatro personas adultas pueden ir con comodidad, aunque rivales como el Renault Logan o Volkswagen Voyage están mejor resueltos en ese apartado. No hay nada más que agregar en esta área.

Eso sí, una de sus mejores cualidades es un amplio baúl de 500 litros de capacidad. Además de ser uno de los más grandes entre sus rivales directos, también es de los pocos que tiene el respaldo abatible para acomodar objetos largos. Y si bien tiene una boca de carga ancha, no ofrece una manija para abrirlo. Para ello hay que recurrir a la llave o el comando de la consola central.

Desempeño

Bajo el capó, el Joy sigue apostando por un tradicional motor atmosférico. Se trata del robusto SPE de cuatro cilindros y ocho válvulas, con 1,4 litros de cilindrada. Entrega 97 hp de potencia a 5.800 rpm y 126 Nm de torque a 2.800 rpm, que son gestionados por una caja mecánica de cinco cambios. Esto resulta un punto favorable de cara a la confiabilidad y menores costos de mantenimiento.

En cuanto al desempeño, tiene buen pique para desenvolverse con facilidad en el tráfico. De todas formas, las relaciones de la caja son largas; pero favorece los consumos de combustible, que oscilaron entre 45 y 50 km/galón durante nuestra prueba. Eso va a acorde con la filosofía del Chevrolet Joy Sedán, un auto pensado para una conducción tranquila.

Motor SPE

Además, su tanque tiene una capacidad de 14,2 galones y dado que usa gasolina corriente, el costo de rodamiento tiende a ser bajo. Y si bien su motor tiene una cilindrada menor que la del Logan o Voyage, la cifra de potencia es similar a la de estos. De todas formas, es algo ruidoso a altas revoluciones, pero en general el aislamiento está bien logrado para un carro de este precio.

Tal como el antiguo Onix, el Chevrolet Joy Sedán ofrece una buena calidad de marcha, gracias a una suspensión que absorbe bien los baches del camino. También es un auto muy maniobrable,  aunque la dirección se siente algo “pesada” a baja velocidad. Y finalmente, la marca resalta una amplia garantía de 5 años o 100.000 kilómetros y el índice de reparación más bajo según los estudios de CESVI Colombia.

Pensado para ser el primer transporte de muchas familias, este sedán ofrece lo justo para dar ese primer paso. Tiene un andar muy cómodo, es funcional gracias a su amplio baúl y lo mejor de todo, su relación costo/beneficio es favorable para quién tiene un presupuesto muy ajustado. Esto lo hace una oferta tentadora frente a muchos city-cars de precio similar, pero con menores prestaciones.

Chevrolet Joy 2021

Conclusión

Tal como ya sucedió en el pasado con recordados Corsa Wind/Evolution o los Aveo Family/Emotion; la marca recurre a la exitosa formula de comercializar de forma simultanea las dos generaciones de un modelo. Pero en este caso, con un nombre y un enfoque distinto para el Joy, a fin de no eclipsar las ventas del nuevo Onix Turbo.

Importado de Brasil, el nuevo Chevrolet Joy Sedán entra a jugar en el segmento de los sedanes de entrada, con el precio como su argumento principal de venta. Esto lo pone en la mira de aquellos compradores que buscan un auto familiar y valoran más la economía o la funcionalidad. Y con un costo de $41’990.000, queda justo por debajo de los Renault Logan Life y Volkswagen Voyage Trendline.

  • Nos gustó: Amplio baúl, relación costo/beneficio y comodidad de marcha.
  • Podría mejorar: Desempeño justo, conectividad y equipo de seguridad mínimo.

En video: Chevrolet Joy  ¿El próximo súperventas de entrada?  / Prueba – Reseña

En Autosdeprimera: Top 5 – Los sedanes más baratos de Colombia para estrenar en 2020

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *