Volkswagen Golf R Estate

Volkswagen Golf R Estate, un vistoso modelo familiar con 315 hp de potencia

Volkswagen Golf R Estate
Gracias a su motor 2.0 TSI, la Golf R Estate se consolida como una de las station wagon más poderosas construidas por Volkswagen y además ofrece un enorme baúl con 611 litros de capacidad. 

Tras presentar el Golf R en formato hatchback, Volkswagen decidió extender esta serie de modificaciones deportivas a la versión familiar Estate. Con ello se convierte en una de las station wagon más potentes en la historia de la firma; al tiempo que incorpora nuevas tecnologías que la hacen más práctica.

Volkswagen Golf R Estate

Visualmente, la Golf R Estate mantiene la línea sobria del hatchback, pero delata sus pretensiones velocistas. Así tenemos un parachoques frontal con grandes tomas de aire y rejillas específicas. El conjunto se complementa con faldones laterales, spoiler superior y un difusor trasero con cuatro salidas de escape.

Aún hay más, pues las mordazas de freno son de color azul y adopta nuevos rines de 18 pulgadas, de diseño exclusivo. También hay espejos metalizados y diversas molduras en color negro brillante, junto con los emblemas R. A ello se suma el color insignia de este modelo, denominado Lapiz Blue Metallic.

Volkswagen Golf R Estate

La cabina de la Golf R Estate también se viste con cuero Nappa para las sillas, molduras en fibra de carbono y costuras de color azul. Además hay pedales metálicos, volante con base plana y una moderna interfaz multimedia con doble pantalla digital. Inclusive, hay un botón R que permite acceder con rapidez al modo Race y el control de estabilidad tiene dos niveles de intervención (Sport y Off).

Pero el plus más interesante para esta versión de corte deportivo es el espacioso baúl de 611 litros de capacidad; junto con ganchos para bolsas, argollas de amarre y una red para equipaje. También hay tomas de 12V y 230V para conectar dispositivos y el portón trasero tiene función manos libres. Y para completar, hay más espacio para las piernas en la parte trasera, ya que tiene mayor distancia entre ejes.

Además, el sistema Vehicle Dynamics Manager de la Golf R Estate controla electrónicamente todos los sistemas del vehículo; incluyendo el bloqueo electrónico del diferencial. A ello se suman el modo de manejo Drift, bajo el cual se puede distribuir hasta el 100% del torque hacia una sola rueda, gracias al diferencial posterior de reparto variable.

Estos artilugios permiten gobernar los 315 hp de potencia y 420 Nm de torque del motor 2.0 TSI. Viene con una caja automática DSG de siete cambios y la tracción total 4Motion. Dichos elementos convierten a esta Golf R Estate en una de las station wagon más poderosas jamás construidas por Volkswagen.

A tono con su rendimiento, también hay mejoras en la suspensión para reducir el centro de gravedad y aumentar su rigidez. El conjunto es más liviano y todo eso permite un manejo más ágil, pues el torque se distribuye en proporción 50:50 por defecto. De forma opcional, se puede instalar un R Performance Kit, que agrega rines de 19 pulgadas, el modo de manejo Drift y un limitador de velocidad más permisivo.

Todas estas modificaciones hacen que la Volkswagen Golf R Estate registre una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos; 0,2 segundos más que el hatchback. Su velocidad máxima está limitada a 250 km/h, pero se puede ampliar hasta 270 km/h en caso de estar equipada con el R Performance Kit.

Volkswagen Golf R Estate

En Autosdeprimera: Volkswagen Golf Variant, amplio baúl y más practicidad para este modelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *