Volkswagen Golf GTI Clubsport

Volkswagen Golf GTI Clubsport, la versión más extrema del famoso ‘hot-hatch’

Volkswagen Golf GTI Clubsport
Con casi 300 hp, una llamativa estética y otras modificaciones, el Volkswagen Golf GTI Clubsport quiere establecerse en lo más alto de su segmento.

Como ya ha sucedido en las evoluciones anteriores, el Volkswagen Golf GTI Clubsport regresa para convertirse en la versión más poderosa de este hot-hatch. Buena parte de los componentes mecánicos han sido recalibrados para incrementar el desempeño; mientras que su diseño es más agresivo, a tono con su aumento de potencia.

Volkswagen Golf GTI Clubsport

Agresivo

Visto de frente, el GTI Clubsport adopta una enorme rejilla en forma de panal de abeja en su parachoques. A su vez se adicionaron unos faldones en los bajos, junto con un difusor en la parte posterior y doble salida de escape. Todo ello se complementa con rines de 18 o 19 pulgadas, un spoiler posterior y diversas piezas en color negro mate.

En cambio el interior mantiene el aspecto sobrio de otras variantes del Golf. Eso sí, hay unos apliques de color rojo, asientos y volante deportivos, tapizados en tela ArtVelours o cuero perforado y pedalera metálica. Como buen GTI, habrá costuras rojas en diversas áreas y uno que otro emblema para distinguirlo del resto de la gama.

Sillas deportivas VW

Alto rendimiento

Lo más interesante está bajo el capó. Y es que el Volkswagen Golf GTI Clubsport recibe una versión potenciada del motor 2.0 TSI, que eleva su rendimiento hasta 296 hp y 400 Nm. Únicamente se ofrecerá con caja DSG de siete cambios y levas en el volante, lo cual asegura rápidas aceleraciones y una conducción más efectiva.

Debido al notable aumento de potencia, este Golf GTI viene con un módulo de control, desde el cual se gestiona el bloqueo del diferencial frontal y la amortiguación variable. Además, se recalibró la asistencia de la dirección y se modificó la geometría de la suspensión delantera. Todo ello con el fin de ofrecer una respuesta más ágil en curvas y disminuir el subviraje.

VW Golf GTI

Para la pista y la calle

Además, los ingenieros de Volkswagen rebajaron la suspensión en 15 milímetros e integraron un nuevo modo de manejo, llamado Special. Este configura una puesta a punto especial del tren de rodaje, apta para ser usada en el Nürburgring Nordschleife. Con todo ello, acelera de 0 a 100 km/h en menos de seis segundos y su velocidad máxima sigue limitada a 250 km/h.

Pese a todo eso, este modelo sigue siendo FWD y envía todo su poderío a las ruedas delanteras. Con ello, se aleja de sus rivales naturales y se acerca a modelos como Cupra León, Honda Civic Type R; e incluso, las poderosas versiones de tracción AWD de los encopetados hatchback de Audi S, BMW M Performance y Mercedes-AMG.

Logo GTI Mk8

En Autosdeprimera: Audi S3, el compacto deportivo llega en versiones Sedán y Sportback

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *