Mercedes-AMG GT Black Series

Mercedes-AMG GT Black Series: Llega la versión más radical de este deportivo

Mercedes-AMG GT Black Series
Con su motor V8 e impresionante aerodinámica, el exuberante Mercedes-AMG GT Black Series se convierte en uno de los carros más poderosos de la marca.

Black Series es el sobrenombre que han adoptado algunos de los modelos más extremos en la historia de Mercedes-Benz, los cuales no solo han pasado a la historia por sus prestaciones, sino también por las impactantes soluciones aerodinámicas, dignas de los modelos de competición. Y tras muchos años sin un auto de tal calibre, finalmente llega al mercado el impresionante Mercedes-AMG GT Black Series.

Mercedes-AMG GT Black Series vista posterior

Espíritu de competición

Empezando por su aspecto, los diseñadores le han dado una apariencia muy siniestra a la sensual figura del Mercedes-AMG GT, que en esta ocasión se viste con un kit aerodinámico similar al de los modelos de carreras GT3/GT4. Esto implica una parrilla de mayor tamaño, un parachoques frontal con splitter ajustable y grandes aberturas sobre su capó para mejorar la refrigeración.

En los costados también hay unos faldones más prominentes, junto con guardafangos ensanchados. También es evidente el uso extensivo de la fibra de carbono en muchas piezas y no pueden faltar unos vistosos rines de diez radios, de 19 pulgadas adelante y de 20 pulgadas detrás. Las llantas Michelin Pilot Sport Cup 2 R MO han sido diseñadas exclusivamente para el auto.

Mercedes-AMG GT Black Series vista superior

Quizá el detalle más llamativo está en el extremo posterior, donde hay un gran spoiler de dos piezas, cuya parte superior puede ajustar su inclinación en 20 grados. Así mismo, el parachoques tiene un enorme difusor trasero, en el cual están alojadas cuatro salidas de escape. Y haciendo honor a su nombre, varias piezas de la carrocería del AMG-GT Black Series son de color negro.

Según el ajuste del spoiler trasero, este podrá incrementar la carga aerodinámica en el eje posterior, mejorar el frenado y la estabilidad o reducir la resistencia al viento.

Aerodinámica Mercedes-AMG GT Black Series

Cabina funcional

Todo ese marcado carácter racing también se transpira en la cabina del Mercedes-AMG GT Black Series, incorporando unos asientos deportivos para mayor sujeción, superficies recubiertas en alcántara, volante AMG Performance y costuras en contraste (color naranja o plateado). A ello se suman piezas como levas de cambio o algunos mandos en color negro brillante.

Claramente, el equipamiento en confort ha sido reducido y la tecnología ha sido orientada al manejo y el rendimiento, pues las pantallas permiten conocer datos sobre el desempeño el auto y la telemetría en pista, que será el hábitat natural del Mercedes-AMG-GT Black Series. Inclusive, muchos componentes internos y estructurales también están fabricados en fibra de carbono.

En opción se puede instalar el AMG Track Package, que añade sillas de fibra de carbono con arnés de cuatro puntos, jaula de protección, extinguidor y otros elementos.

Alto rendimiento

Por su parte, la suspensión ajustable AMG Ride Control ha sido optimizada para el mayor grado de potencia y el modo de manejo Sport Plus (para uso exclusivo en pista) se calibra automáticamente según el tipo de asfalto del trazado. Las funciones AMG Traction Control y AMG Dynamics también permiten ajustar otros parámetros del auto.

Motor M178 LS2 Mercedes-Benz

Además de tener una puesta a punto más rígida de su chasis y suspensión, el Mercedes-AMG GT Black Series se convierte en uno de los carros más poderosos jamás construido por la marca. Esto se debe a su nuevo motor biturbo V8 de 4,0 litros (denominado M178 LS2), el cual tiene un cigüeñal plano y permite acelerar hasta 7.200 rpm, donde se ha puesto la línea roja.

Otros componentes espaciales son el soporte de la transmisión y la barra estabilizadora delantera fabricados en fibra de carbono.

Llantas Michelin Pilot Sport Cup 2 R MO

Gracias a ello, entrega 730 hp de potencia entre 6.700 y 6.900 rpm, mientras que su torque es de 800 Nm y está disponible desde 2.000 rpm. Todo este poderío es enviado a las ruedas traseras mediante una caja AMG Speedshift DCT 7G de siete cambios con levas en el volante. También está presente el módulo de modos de manejo AMG Dynamic Select.

La presencia de unos turbos de mayor presión e intercoolers de más grandes para una mejor refrigeración también son claves en el auto. De esta forma, el Mercedes-AMG GT Black Series puede acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,2 segundos y alcanzar los 200 km/h en menos de nueve segundos. Debido al kit aerodinámico, la velocidad máxima se queda 325 km/h.

Mercedes-AMG GT Black Series desempeño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *