Mercedes-AMG GT 63 S E Performance

Mercedes-AMG GT 63 S E Performance, un espectacular híbrido con más de 800 hp

Mercedes-AMG GT 63 S E Performance

El GT 63 S E Performance es el modelo más poderoso en la historia de Mercedes-AMG y su tren motriz usa tecnologías inspiradas en la F1.

La gama del Mercedes-AMG de cuatro puertas se enriquece con la nueva versión GT 63 S E Performance; que recibe un tren motriz híbrido y se convierte en el primer modelo de este tipo creado en Affalterbach. Dicho sea de paso, también es el auto más poderoso jamás construido por la división deportiva de la casa de Stuttgart.

Visualmente no hay grandes cambios; aunque su parachoques delantero es más parecido al del GT Coupé y hay nuevos rines de 20 o 21 pulgadas. Tal vez el rasgo más distintivo es el enchufe ubicado en la parte posterior; mientras que en el interior se destaca el volante AMG Performance con mandos hápticos.

Mercedes-AMG GT 63 S E Performance

Al ser el “buque insignia” de la familia GT de cuatro puertas, el AMG GT 63 S E Performance viene con suspensión AMG Ride Control+ con nuevo sistema de amortiguación. También se incluyen el sistema de frenado de alto rendimiento AMG de compuesto cerámico y la interfaz MBUX con pantallas híbridas especiales.

Alto rendimiento antes que eficiencia

Definitivamente lo más espectacular del Mercedes-AMG GT 63 S E Performance es su tren motriz híbrido enchufable. Tal como en la F1, es un sistema que da mayor prioridad al rendimiento; ofreciendo una respuesta más ágil, mejor distribución de peso y una entrega de energía rápida para una conducción muy dinámica.

Mercedes-AMG GT 63 S E Performance

Como es usual, el deportivo tiene un motor V8 biturbo de 4,0 litros (630 hp/900 Nm) en la parte frontal. Este se combina con un motor eléctrico (201 hp/320Nm) instalado en el eje trasero. Una caja AMG SpeedShift MCT-9G se encarga de gobernar los 831 hp y 1.400 Nm que producen en total, cifras que son deslumbrantes.

Hablando de la parte eléctrica, es un complejo sistema que incluye una caja de cambio eléctrico de dos velocidades; junto con diferencial de deslizamiento limitado que transmiten directamente la potencia al eje trasero. A ello se suma la batería ligera de alto rendimiento, que solo pesa 89 kg y cuya tecnología está inspirada en la F1.

Mercedes-AMG GT 63 S E Performance

Tiene 6,1 kWh de capacidad y al estar diseñada en función del rendimiento, sólo ofrece una autonomía eléctrica de 12 km. Si bien la eficiencia no es una de sus virtudes, permite realizar recorridos cortos; como trayectos en zonas residenciales o en algunos centros urbanos, donde se penaliza el ruido y las emisiones.

Manejo 100% configurable

Para gestionar toda la energía, hay un selector de modos de manejo AMG Dynamic Select; con los tradicionales programas Confort, Sport, Sport +, Race, Slippery e Individual. Por ser híbrido incluye el modo Electric, que se activa por defecto al encender el auto y permite una conducción 100% eléctrica hasta 130 km/h.

Otro detalle interesante del Mercedes-AMG GT 63 S E Performance es el sistema de frenada regenerativa de cuatro etapas. En el Nivel 0 casi no tiene mayor efecto, mientras que los Niveles 1 y 2 tiene la retención habitual de estos esquemas. Sin embargo, el Nivel 3 casi permite la conducción con un solo pedal.

Además, hay una función especial de frenada regenerativa para uso en pista, que se activa con el modo de manejo Race. Y una peculiaridad es que el motor eléctrico también ayuda a controlar la tracción en caso de detectar algún patinaje. De esta forma se reduce la intervención del ESP y la conducción es más precisa.

A todo ello se suma la función AMG Dynamics, que se encarga de gestionar las reacciones del auto, según los modos de manejo. Este cuenta con cuatro programas (Basic, Advanced, Pro y Master) que intervienen diversos parámetros y sistemas; con el fin de ofrecer el rendimiento adecuado en cada momento.

Finalmente, la tracción total AMG Performance 4Matic+ hace posible que la aceleración de 0 a 100 km/h sea en solo 2,9 segundos; y en menos de 10 segundos, el auto ya estará rodando a 200 km/h. Según Mercedes-AMG, la velocidad máxima del AMG GT 63 S E Performance es de 316 km/h.

En Autosdeprimera: Mercedes-AMG GT, la versión de cuatro puertas se actualiza para 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *