mazda cx 3 2019 atras

Mazda efectúa ligeros retoques a la CX-3 para hacerla más refinada

Con ocasión del Autoshow de Nueva York 2018, este pequeño SUV japonés recibe una discreta actualización tras casi cuatro años desde su debut.

Aunque la CX-3 es uno de los modelos más nuevos del portafolio actual de Mazda, también es cierto que la CX-5 hace poco experimentó un profundo proceso de reingeniería y la CX-9 estrenó una generación completamente nueva. Por ello, Mazda aprovechó la ocasión para poner al día su SUV más pequeño, sobre todo para acercarlo en términos de refinamiento a sus hermanas mayores.

Estéticamente, los retoques son demasiados sutiles (a simple vista cuesta distinguirlos) y pasan por una parrilla más vistosa, más apliques cromados y de color negro en la carrocería, una optimización en la iluminación LED de los faros frontales y unos stops LED más vistosos. El paquete lo complementan unos rines de 18 pulgadas de estilo refrescado y la adición del color Soul Red Crystal a la paleta de colores.

 mazda cx 3 2019 atras

En el interior también hay cambios mínimos en esta Mazda CX-3 y el fabricante destaca la presencia de materiales que transmiten mayor calidad, como gamuza y cuero, al tiempo que el relleno de algunas piezas es más mullido y el grosor de algunos plásticos ha aumentado a fin de mejorar el aislamiento. En ese sentido también fueron rediseñados los asientos y el timón, al tiempo que se modificó el calibre del panorámico posterior y el sellado de las puertas.

Mazda buscó mejorar la experiencia de manejo de la CX-3 y tras adicionar el G-Vectoring Control en la anterior versión, ahora instaló nuevos soportes del motor y una suspensión revisada con amortiguadores recalibrados y nuevos brazos de control delantero. Otra novedad es la incorporación del freno de parqueo electrónico.

mazda cx 3 2019 interior

Respecto al desempeño, la respuesta del acelerador y de la transmisión también ha sido mejorada, al tiempo que el motor SkyActiv-G de 2,0 litros y 148 hp recibió ajustes para brindar una curva de torque más plana, disminuir el consumo y generar menores fricciones internas. Respecto al paquete de ayudas de manejo i-ActivSense, se integra el frenado autónomo de emergencia (capaz de prevenir colisiones a una velocidad de 30 km/h) y un sistema Head-Up Display más completo.

Estos cambios se verán reflejados muy pronto en las Mazda CX-3 comercializadas en Estados Unidos, mientras que su arribo a Europa está previsto para el verano de 2018. Por ahora no hay información sobre su aparición en otras latitudes, por lo cual habrá que esperar hasta que la marca realice algún anuncio al respecto.

{vsig}en-el-mundo/mazda/cx-3-2018{/vsig}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *