La Ford Ranger Raptor ya es una realidad y cuenta con un motor biturbo

Luego de varios teasers, la división Asia/Pacífico de Ford divulgó los datos oficiales de la variante más extrema de esta pick-up mediana.

La Ford Ranger no ha dejado de ser noticia en las últimas semanas y tras su regreso al mercado estadounidense, la división australiana de la marca finalmente develó la deportiva variante Raptor, que toma el mismo concepto off-road aplicado a la F-150 pero en una escala de menores dimensiones. No sobra mencionar que esta pick-up de alto desempeño fue desarrollada en Australia con el apoyo de Ford Performance.

Estéticamente la Ranger Raptor recibe el tratamiento esperado en este tipo de vehículos, como la vistosa parrilla, los parachoques con mejores ángulos de ataque/salida, placas protectoras, pasos de rueda ensanchados y unos rines de 17 pulgadas cubiertos por unas llantas BF Goodrich AllTerrain de tamaño considerable. Gracias a ello, el despeje respecto del suelo es de 28,3 centímetros, a tono con su vocación de camioneta 4×4 con bajo.

La cabina no tiene muchos cambios, aunque destacan el timón y unos asientos de mayor sujeción. Lo más interesante está debajo de la cabina, pues la Ranger Raptor recibe una suspensión de mayor recorrido con resortes modificados para todoterreno y los amortiguadores Fox Racing vistos en su hermana mayor. Otra novedad interesante son los frenos de disco en las cuatro ruedas, una mejora importante de cara a sus prestaciones.

En ese sentido, la Ranger Raptor estrena un inédito motor biturbo de cuatro cilindros y 2,0 litros, que como buen turbodiésel no ofrece una cifra de potencia tan alta (210 hp), pero a cambio entrega unos generosos 500 Nm de torque, los cuales son gestionados por la nueva caja automática de diez cambios (desarrollada en conjunto con GM). Comparado con el motor Duratorq de cinco cilindros y 3,2 litros, este impulsor eroga 14 caballos de potencia y 30 Nm de torque adicionales.

Como es de esperar, se incluyen seis modos de manejo (incluyendo el Baja Sand Racing), mientras que el ángulo de ataque es de 32,5 grados, mientras que tanto el ventral, como el de salida, son de 24 grados. Los ingenieros de la marca no dejan de resaltar que los ajustes de esta vistosa pick-up se llevaron a cabo en las dunas del desierto australiano, así como en algunos lugares del sudeste asiático.

Todavía se desconoce si la Ranger Raptor se ofrecerá en mercados distintos a Asia/Pacífico, pues la ausencia de un motor EcoBoost hace que se convierta en una alternativa más lógica para países donde la F-150 Raptor resulta poco práctica. Sin embargo, no habría que descartarla por completo, pues por el trabajo realizado por Ford con la Ranger de especificaciones estadounidenses, es factible suponer que no sería complicado realizar adaptaciones puntuales para cada región.

Ford Ranger Raptor 2018

{vsig}en-el-mundo/ford/ranger-raptor{/vsig}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *