BMW M5 y M5 Competition, el sedán de alto rendimiento recibe ligeros cambios para 2021

Tras el debut del Serie 5, era solo cuestión de tiempo para que BMW refrescara su variante más extrema, equipada con un potente motor V8 biturbo de 4,4 litros.

Luego de dar a conocer la actualización de media vida (LCI) del BMW Serie 5, era previsible que la firma de Múnich también extendiera estos cambios al poderoso BMW M5, que se presenta en su versión estándar y Competition. Pese a que los motores son los mismos, se actualizó el exterior y también hay cambios en el interior y la oferta de tecnología.

bmw m5 competition lci b

Estéticamente, los cambios son muy sutiles, pero es evidente que el BMW M5 2021 trae un frente rediseñado, con una parrilla más grande, parachoques de nuevo diseño y tomas de aire sobredimensionadas, junto con unos faros LED más esbeltos y elegantes. Atrás, se modificó la forma del parachoques y el difusor, junto con los nuevos stops LED.

En el caso del BMW M5 Competition se han agregado elementos distintivos en color negro (parrilla, espejos, difusor trasero, insignias, spoiler, rines, etc.) junto con el techo en contraste y salidas de escape circulares. Ambas versiones estrenan nuevos rines, con diámetro de 19 o 20 pulgadas y también hay cinco nuevos tonos de pintura para la carrocería.

bmw m5 competition lci c

En cuanto a la cabina, la mayor novedad es la presencia del BMW Live Digital Cockpit de serie, con interfaz iDrive7 y doble pantalla (de 12,3 pulgadas) para el panel de instrumentos y las funciones multimedia. A ello se suman asistencias de manejo adicionales, como control de crucero adaptativo con función Stop&Go y otras que hacen parte del paquete Driving Assistance Pro.

Bajo el capó, no hay novedades y la versión estándar del BMW M5 mantiene el motor V8 biturbo de 4,4 litros, que entrega 600 hp de potencia y 750 Nm de torque, acoplado a una caja automática M Steptronic de ocho cambios con levas en el volante. La tracción total xDrive viene de serie (con modos 4WD, 4WD Sport y 2WD), que se suma a los programas de manejo.

bmw m5 competition lci d

Por su parte el BMW M5 Competition tiene el mismo motor (pero modificado para entregar 617 hp) y agrega elementos como el modo de manejo Track (para una conducción más permisiva), junto con una amortiguación recalibrada. Así, consigue acelerar de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos y una velocidad máxima regulada a 305 km/h, si se instala el M Driver´s Package, logrando un desempeño similar al modelo preparado por Alpina.

Estos ligeros ajustes mantendrán vigente al poderoso sedán durante un par de años más y serán suficientes para sostenerle el ritmo al recién presentado Audi RS 6 Avant o a los Mercedes-AMG E 63 y E 63 S, cuya actualización se dará a conocer dentro de pocos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *