Vespa GTS 300 Super: una rápida y estilizada solución a los problemas de movilidad.

Tal vez muchos conozcan la historia de la Vespa que inicia en la Italia de la posguerra con una complicada economía nacional. En busca de un medio de transporte económico y asequible para los italianos de ese momento, Enrico Piaggio encargó al diseñador Corradino D'Ascanio el diseño de una pequeña motocicleta. Al ver el prototipo final, llamado MP6, Piaggio dijo "Sembra una vespa" (parece una avispa).

Los años pasaron y varias complicaciones se superaron para que hoy en día ese clásico diseño y concepto de la Vespa siga vivo. En Colombia esta presencia se da gracias a Andes Motors, representante y distribuidor del Grupo Piaggio en el país, quienes para esta ocasión nos facilitaron una Vespa GTS 300 Sport, modelo básico de la línea tope de estas scooter.

Diseño

En términos de diseño no hay duda que las Vespa actuales mantienen prácticamente sin cambios su tradicional figura. Al frente de nuestra GTS 300 Super encontramos un carenaje sencillo con las direccionales a los lados y una pequeña rejilla al centro, conjunto que se combina en la parte superior con todo el brazo de la dirección que lleva la farola en el centro.

El guardabarro frontal se adorna con una pequeña pestaña cromada, acabado que se replica en muchos elementos de la moto para ayudar a resaltar su imagen. El cuadro de instrumentos se caracteriza por su sencillez, portando el velocímetro, odómetro, indicador de nivel de gasolina, temperatura y un reloj. También hay algunos testigos luminosos.

Más abajo encontramos un portaobjetos para cosas pequeñas y poco voluminosas. La sección de la silla incluye un cojín completo para piloto y acompañante debajo del cual se alberga el tradicional baúl de este tipo de motos. Vista desde atrás resaltan la gran luz de freno y las direccionales.

Llama la atención que a lo largo de toda la moto se encuentran emblemas Vespa por doquier, así como elementos cromados y en negro que, en nuestra unidad de color blanco, crean interesantes contrastes. La Vespa GTS 300 Super también está disponible en colores negro y rojo.

bwd  Página 1/2  fwd

Mecánica

Como en la gran mayoría de vehículos que incluyen un número en su nombre, el 300 de esta Vespa hace referencia (o bueno, un acercamiento) a su cilindrada. Estamos ante un bloque de un cilindro y 276 c.c., con inyección electrónica, cuatro válvulas y refrigeración líquida que desarrolla 22 caballos de potencia. Como en prácticamente cualquier scooter, esto se acopla a una transmisión CVT.

Comportamiento

Haciendo caso a la premisa de ser un medio de transporte económico, los motores de las primeras Vespa no eran precisamente los más potentes y rápidos. Sin embargo, el paso de los años también se encargó de mejorarlos al punto que hoy podemos estar al mando de una Vespa con motor inyectado de 276 c.c. que desarrolla 22 caballos de potencia.

Pasar desapercibido en una Vespa seguramente no es cosa fácil en una ciudad como Bogotá, pues aún son motos que están empezando a tomar vuelo luego de algunas pasadas representaciones que las dejaron "mal paradas". Y en nuestro caso el sigilo se volvió prácticamente imposible debido a que nuestra unidad de prueba contaba también con un sistema de escape Akrapovic (una opción de $1'450,000) que emitía un sonido capaz de dispararle la alarma a más de un vehículo estacionado.

Al llegar a un semáforo en rojo también se convertía fácilmente en centro de atracción, tal vez porque más de un incauto esperaba encontrarse con alguna moto de alto cilindraje y no con una Vespa que de inmediato creían que se quedaría muy atrás cuando el semáforo cambiara a verde. Su equivocación no tardaría en hacerse evidente cuando esto ocurría y las demás motos rápidamente empezaban a vernos alejar cada vez más y nosotros a verlos cada vez más pequeños en los espejos, que por cierto ofrecen buena visibilidad.

Nos gustaría haber conducido una Vespa GTS 300 Super sin el escape opcional de nuestra unidad de prueba para saber qué tanto incide en el rendimiento (agrega 0.6 caballos de fuerza y reduce 2.3 kg de peso), pero de cualquier forma este no es un apartado en el que se quede corta. Todo lo contrario.

Como bien anotamos, querer salir de primero en un semáforo es tan sencillo que incluso a veces se logra sin quererlo y ya en marcha continuamos acelerando a un buen ritmo para llegar fácilmente a los 100 km/h (y más arriba). La suspensión no es tan dura como en otras scooter y el mullido de la silla resulta bastante cómodo, algo que aunado a la posición de manejo erguida permite transitar por un buen tiempo sin que nos cansemos.

Gracias a su reducido tamaño y excelente radio de giro es muy fácil escabullirse entre el tráfico, más cuando se tiene una aceleración rápida y unos frenos que siempre están a la altura para poder "hacerle el quite" fácilmente a cualquier apuro. En una breve salida por carretera entre Bogotá y La Calera notamos cómo este rendimiento continúa presente incluso al hacer sobrepasos en ascensos, nuevamente dejando atrás a otras motos que sorprendidos ven cómo esa pequeña scooter los deja atrás.

Es así como la Vespa GTS 300 Super, muy al contrario de lo que muchos esperarían, resalta más por su rendimiento y comportamiento citadino en términos de comodidad y eficiente movilidad que por su mismo estilo, aunque esto no queda atrás. Nuestras únicas quejas estarían encaminadas más hacia una capacidad de almacenamiento que para algunas personas podría no ser suficiente (especialmente en el portaobjetos frente a las piernas) y al hecho que la tapa del combustible se encuentra dentro del compartimiento bajo la silla, un punto en contra en caso de algún fallo de la pistola de la gasolina (o de un error del funcionario de la estación de gasolina) que podría resultar en algo de este líquido salpicado sobre lo que se lleve en el baúl, como nos pasó a nosotros.

bwd  Página 1/3  fwd

Evaluación final

Con un mercado de motocicletas que dobla al de los vehículos en Colombia, no hay duda que cada vez más personas encuentran en ellas una económica arma de trabajo o simplemente un eficiente modo de transporte para ciudades tan congestionadas como Bogotá. Y quienes estén enfocados en esto último y estén dispuestos a pagar los $15'900,000 que cuesta esta Vespa GTS 300 Super, se encontrarán con más que una eficiente solución: se encontrarán con una pequeña scooter de gran rendimiento y ese estilo único que solo las Vespa tienen.

Destacamos

  • Rendimiento
  • Diseño

Podría mejorar

  • Capacidad de almacenamiento

Vespa GTS 300 Super

vespa-300-c

vespa-300-h