Chevrolet Tracker: una SUV compacta ideal para la ciudad y para familias en busca de una camioneta con prestaciones de un utilitario deportivo.

La Chevrolet Tracker, conocida también en otros mercados como Chevrolet Trax, es la apuesta de Chevrolet en Colombia para competir en el creciente segmento de los SUV compactos que actualmente es dominado por la Renault Duster.

Proveniente de México y montada sobre la plataforma Gamma II, utilizada también por el Chevrolet Sonic, la Chevrolet Tracker muestra como principal atractivo un estilizado diseño, un amplio espacio interior para cuatro personas y un rendimiento adecuado para sus pretensiones.

Diseño Exterior

El hecho que la Chevrolet Tracker esté montada sobre la plataforma Gamma II quiere decir que hace parte del grupo de vehículos pequeños de General Motors, así que sus dimensiones exteriores son reducidas: mide 4.22 metros de largo, 1.77 de ancho y 1.65 de alto, medidas muy similares a las de un Chevrolet Sonic sedán.

A pesar de incorporar en el frente los elementos característicos de la marca, la Chevrolet Tracker tiene un estilo propio que resulta muy atractivo. El perfil se nota musculoso gracias a los guardafangos abultados que adelante llegan prácticamente a la altura del capó y atrás se unen a la manija de la puerta.

El guardafango posterior se estira hacia atrás y marca la parte superior de las luces de freno verticales. La vista trasera revela un vidrio pequeño y una compuerta de gran tamaño que se abre para dar paso a un baúl de 356 litros de capacidad. A todo lo largo de la parte baja de la carrocería hay molduras en plástico negro para darle un look más off-road. La altura libre al piso es acorde a su tamaño y justa para atacar leves terrenos agrestes, lo que reafirma su perfil crossover y citadino.

bwd  Página 1/3  fwd

Diseño interior

De la misma forma que el frontal, el interior de la Chevrolet Tracker muestra los elementos que ya son característicos de Chevrolet, como, el volante de tres radios con mandos para el sistema de audio y una consola central con un diseño y distribución general similar al de los demás productos de la marca. En la parte superior del tablero agrega un útil portaobjetos con tapa.

A lo largo de la cabina encontamos cuatro guanteras y la versión LT incluye también un portaobjetos bajo la silla del copiloto. Aunque más discreto y dentro de un encuadre, el tablero de la Chevrolet Tracker se conforma del tacómetro análogo grande y una pantalla digital a su lado para el velocímetro y computador de a bordo.

La posición de manejo es buena, aunque se extraña una columna de dirección regulable en profundidad. Las sillas delanteras ofrecen una buena sujeción lateral. Las medidas exteriores pueden ser engañosas, pues una vez en la banca trasera encontramos un espacio generoso para cuatro personas. El espacio tanto para piernas y cabeza es bueno, pero al viajar con un quinto pasajero el espacio para hombros no será el mejor.

El baúl ofrece 356 litros de carga, suficientes para las tradicionales labores familiares. En general, todos los acabados interiores se notan agradables sin importar que la gran mayoría de superficies son plásticos duros.

bwd  Página 1/4  fwd

Mecánica

La motorización de las tres versiones disponibles de la Chevrolet Tracker es la misma que encontramos en el Chevrolet Cruze, un cuatro cilindros de 1.796 c.c. que desarrolla 138 caballos de potencia y un torque de 17.8 kg/m. Su desempeño se ayuda por la inyección multipunto, apertura variable de válvulas y múltiple de admisión variable.

La versión de entrada equipa una transmisión manual de cinco cambios, mientras que las otras dos hacen uso de una automática de seis velocidades con el modo secuencial "Tap up/Tap down".

Comportamiento

Al tratarse de una camioneta, podríamos pensar que sería más pesada que el Chevrolet Cruze, que equipa la misma motorización. Sin embargo, la Chevrolet Tracker resulta más liviana en cerca de 100 kg y es algo que se nota en su rendimiento.

En versiones con transmisión manual se siente una respuesta rápida al acelerar, algo que en menor medida sucede con la versión automática, que también ofrece un buen rendimiento. Esta última permite que bajo aceleraciones contundentes el cambio se mantenga hasta bien arriba en el tacómetro, aprovechando lo más posible sus bondades.

Como en otros autos de la marca, la transmisión automática ofrece la posibilidad de un manejo manual por medio del sistema "Tap up/Tap down", pero la verdad es que en el modo totalmente automático la Tracker responde con suficiencia. Cuando se requiere rebajar el cambio, la respuesta es suficiente para el modelo.
La suspensión, independiente adelante y semi-independiente atrás, que puede resultar algo rígida para el gusto de algunos, tiene buena respuesta al sortear las irregularidades de la vía, al tiempo que ofrece un buen desempeño en vías en mal estado o destapadas. Al tiempo, la dirección también es de respuesta rápida y transmite lo necesario del camino.

En términos generales, el manejo en ciudad resulta cómoda gracias a una cabina bien insonorizada y a la buena visibilidad al exterior, al tiempo que los mandos son fáciles y suaves de utilizar.

Seguridad

Al igual que en muchos vehículos, el apartado de la Chevrolet Tracker varía según su versión. Partiendo de la básica, la versión LS mecánica, encontramos dos airbags frontales, cinturones retráctiles de tres puntos en todos los puestos y seguros de niños en las puertas. Este equipamiento es el mismo para la versión siguiente, LS automática.

Quienes deseen un nivel de equipamiento más completo, encontrarán su Chevrolet Tracker ideal en la versión LT, pués es la única que equipa frenos con ABS y EBD. Todas las versiones cuentan con el sistema ChevyStar.

bwd  Página 1/2  fwd

Evaluación final

Si lo que se está buscando es un vehículo que ofrezca las comodidades de un automóvil con un despeje al suelo que facilite el tránsito por vías en regular estado o destapadas, así como un diseño atractivo y un rendimiento adecuado, la Chevrolet Tracker cumplirá a cabalidad.

El interior es suficiente para que cuatro personas viajen muy cómodas, teniendo en cuenta que el carro está homologado para cinco pasajeros. El baúl es lo suficientemente grande para las maletas de un viaje o un mercado y el equipamiento de seguridad de la versión tope es el adecuado, pués es la única que incluye frenos con ABS.

En resumen, la Chevrolet Tracker es una gran opción para familias pequeñas que necesiten un vehículo de diario que también ofrezca todo lo necesario para cuando llegue el momento de salir de viaje y tomarse una aventura por carreteras destapadas.

Precios:

  • Chevrolet Tracker LS Mecánica $48´990.000
  • Chevrolet Tracker LS Automática $52´290.000
  • Chevrolet Tracker LT Automática $44´290.000 (versión de prueba)
Por $36'990.000 se podrá adquirir el Chevrolet Cobalt en versión LT, y si lo prefiere un poco más equipado deberá pagar $39'990.000 en la versión LTZ. - See more at: http://www.autosdeprimera.com/Pruebas/chevrolet-cobalt#sthash.R8htoQ0p.dpuf

Destacamos

  • Atractivo Diseño exterior.
  • Buen comportamiento.
  • Equipo Chevystar de serie.
  • Espacio interior comparado con su tamaño.

Podría mejorar

  • Equipamiento de seguridad en versiones de entrada.

EN VIDEO: