Chevrolet Orlando: una nueva opcion para familias en busca de un espacioso y comodo automóvil monovolumen.

Puede que el diseño cuadrado y la estética general de la nueva Chevrolet Orlando no capten la atención de algunas personas, pero la realidad es que esto obedece a su propósito de ser un vehículo familiar que ofrezca el mayor espacio interior posible, así como una gran comodidad para quienes vayan a bordo.

La Orlando es entonces una nueva apuesta de Chevrolet Colombia en el segmento de vehículos multipropósito que actualmente es dominado en Colombia por la Dodge Journey.

Diseño exterior

El diseño exterior de la nueva Chevrolet Orlando sin duda causa opiniones divididas debido a sus líneas inusuales y a una forma general algo cuadrada, enmarcada al frente por la tradicional parrilla de dos partes con el corbatín en la mitad. Las luces también adoptan una forma general cuadrada y de gran tamaño, conjunto que ofrece muy buena iluminación en las noches.

Pasando al perfil, vemos unos pasos de rueda de gran tamaño que albergan unas llantas y rines de 17 pulgadas. A pesar de esto, la altura libre sobre el suelo no es la más favorable y en algunas vías destapadas habrá que tener más cuidado de lo usual. En todo caso, es suficiente para sortear sin problema la gran mayoría de los baches y huecos citadinos.

Resaltan también los espejos de gran tamaño que ofrecen un excelente rango de visión, algo que se agradece cuando la vista por el retrovisor interior no es la mejor debido a la ventana trasera pequeña. Vista desde afuera, esta complementa el conjunto trasero con unas luces de freno de gran tamaño y una luz de reversa central en el parachoques.

bwd  Página 1/3  fwd

Diseño interior

Abrir la puerta del conductor de la Orlando revela unas plazas delanteras amplias, así como una consola central de diseño moderno y que detrás del panel de los mandos del sistema de audio esconde una útil guantera secreta para dejar objetos pequeños fuera de la vista, donde también hay puertos USB y auxiliar.

En la parte baja están los mandos para el aire acondicionado, seguidos por la palanca de cambios y unos portavasos en el túnel central. En su única versión la Chevrolet Orlando incluye un techo corredizo así como vidrios y espejos eléctricos, todo siempre a la mano del conductor.

La posición de manejo es muy buena gracias a una columna de dirección regulable en altura y profundidad, así como una silla con suficientes reglajes e incluso un apoyabrazos al lado derecho que permite adoptar una posición relajada al transitar en autopistas o al estar detenido en trancones.

La segunda banca de la Chevrolet Orlando también ofrece muy buen espacio a los tres ocupantes, a pesar que las salidas de aire centrales son algo intrusivas. Los tres puestos cuentan con su respectivo cinturón retráctil de tres puntos y el espaldar es abatible en proporción 60/40 con el fin de dar acceso a la tercera banca, así como para ampliar aún más el espacio de carga.

La tercera banca ofrece espacio para dos personas, aunque en realidad es apropiada solo para niños debido a un reducido espacio para las piernas. Además, cuando está en uso la capacidad del baúl es de apenas 89 litros, haciendo necesario la instalación de un baúl de techo si se requiere transitar con cupo completo y carga. Abatiendo la tercera banca se tiene un baúl de 454 litros que se pueden expandir hasta los 1,499 litros haciendo lo mismo con la segunda banca.

En general, el interior de la Chevrolet Orlando es un espacio cómodo y amplio en el que no habrá mayor problema para pasar largos viajes. Siempre y cuando la tercera banca esté abatida, habrá espacio suficiente para cinco pasajeros y un amplio espacio de carga.

bwd  Página 1/4  fwd

Mecánica

La Chevrolet Orlando cuenta con un motor Ecotec de cuatro cilindros en línea de 2,384 c.c., doble eje de levas y 175 caballos de potencia; su torque máximo de 23,65 kg/m se obtiene a las 4,900 rpm. Cuenta también con apertura variable de válvulas (VVT), Múltiple de admisión variable (VIM) e inyección electrónica.

Encargada de enviar la potencia a las ruedas delanteras está una transmisión automática de seis marchas con opción de manejo manual "Tap up/Tap down" para ofrecer un mayor control según las condiciones de manejo.

Comportamiento

Estar tras el volante de la Chevrolet Orlando es una experiencia de suavidad y comodidad. Los reglajes en altura y profundidad de la columna de dirección y los múltiples reglajes de la silla permiten conseguir una óptima posición de manejo. Tal vez lo único reprochable sea la vista hacia atrás por el espejo interno debido a los apoyacabezas y la pequeña ventana trasera.

Por fortuna esto se compensa en parte por los espejos laterales de gran tamaño, al tiempo que maniobrar los 4.42 metros que mide de largo es una operación sencilla gracias a la dirección de asistencia eléctrica. Estacionar en espacios estrechos no será tan complicado como se creería, algo que seguramente muchas personas agradecerán.

El conjunto motriz merece una buena nota por las bien escalonadas relaciones de la transmisión de seis marchas que permiten sacar buen provecho de los 175 caballos de potencia. La aceleración es contundente y en caso de ser necesario el modo manual de la transmisión permite reducir marchas algo más rápido que en el modo totalmente automático.

Cuando llegue el momento de tomar curvas es que recordaremos el propósito de la Chevrolet Orlando, pues si se hace a una buena velocidad los balanceos de cabina serán perceptibles y el subviraje se hará notar. Se agradece entonces tener siempre el Control de estabilidad y se reafirma que la Orlando prefiere manejos moderados.

En todo caso, la Chevrolet Orlando responde muy bien dentro de sus capacidades y siempre es bueno contar con una motorización capaz de hacer sobrepasos cuando se le exija, pero no hay duda que sus capacidades se aprovecharán al máximo cuando se quiera hacer un cómodo y relajado viaje en familia.

bwd  Página 1/4  fwd

Seguridad

El equipamiento de seguridad de la Chevrolet Orlando comienza con dos airbags frontales, cinturones retráctiles de tres puntos en sus siete puestos y anclajes ISOFIX para sillas de bebés en la segunda banca. Los frenos son asistidos por ABS y EBD y cuenta también con controles de tracción y estabilidad para un manejo más seguro.

Evaluación final

Concebida por la división coreana de General Motors, la Chevrolet Orlando cumple a cabalidad como un vehículo familiar. Sus dimensiones exteriores no son tan voluminosas como las de un SUV, pero su interior ofrece un muy buen espacio en las dos primeras filas de asientos, mientras que la tercera ofrece espacio ideala para niños o personas jóvenes.

En realidad, la configuración ideal para un viaje será con la tercera fila abatida para ofrecer un buen espacio de carga y suficiente comodidad para cinco adultos. Además, el conjunto motriz ofrece un rendimiento más que adecuado para un vehículo de estas características.

Destacamos

  • Gran espacio interior.
  • Comodidad, un auto muy familiar.

Podría mejorar

  • Capacidad del baúl con las tres filas de asientos en uso.

Chevrolet Orlando

chevrolet-orlando-colombia-atras

chevrolet-orlando-colombia-frente