Nuevo Mini Cooper S, ahora más potente, eficiente y caja de velocidades con fibra de carbono y embrague autoajustable.

Autogermana, importador oficial de MINI, acaba de lanzar el modelo 2011 de su afamado MINI Cooper S.

Desde su lanzamiento en el país este modelo no ha tenido rival en términos de aceleración, alto rendimiento y altísima deportividad, la versión 2011 deja a todos sin palabras.

Para el MINI Cooper S los ingenieros en la planta de motores de la fábrica de Hams Hall se dieron a la tarea de perfeccionar el desempeño del actual motor 1,6 litros y 175 hp. Con la ayuda de herramientas digitales mejoraron el intercambio de gases frescos y quemados que surcan la culata para lograr incrementar la producción de potencia a 184 hp.

Esta sobredosis de potencia, que aumenta la aceleración y la velocidad de punta, se ha logrado con menores consumos de combustible (ahora alcanza los 65,2 km/gal) y emisiones (de 149 g/CO2 a 136 g/CO2).

A esta sensible mejora se añadió la inclusión del volante de doble masa, refinamiento tecnológico que modula la alta entrega de torque del motor para hacerlo de más suave manejo y, al mismo tiempo, más eficiente en su funcionamiento.

Junto con el volante, la caja de velocidades viene equipada con componentes fabricados en carbono, lo cual la hace más liviana y con un menor índice interno de fricción.

A estas mejoras tecnológicas se une otra que añade todavía más practicidad para el orgulloso propietario de MINI: el embrague es ahora autoajustable, lo cual le entrega resistencia permanente al pedal, sin necesidad de mantenimiento y durante toda la vida útil del automóvil.