El vehículo maniobró sin problemas por las entradas y salidas de la circunvalación, el asfalto resbaladizo y los cambió de carril, todo de forma autónoma y a una velocidad limitada de 64 km/h. Estas  pruebas son parte del proyecto UK Autodrive que cuenta con una inversión de 20 millones de libras y cuyo proyecto finaliza este mes tras 3 años de desarrollo.

Más artículos...