Porsche fabricó la última unidad de la primera generación del Panamera

Tras siete años de producción continua, la casa alemana finalizó la fabricación de la primera generación del sedán Panamera en su planta de Leipzig, Alemania. Allí salío de la línea de producción la última unidad de este modelo, que correspondió a un Panamera GTS de color azul.

La producción inició en abril de 2009, seis años después de que el controvertido SUV Cayenne llegara al mercado y, tal como este modelo, la primera incursión de la firma en el segmento de los sedanes deportivos de lujo fue vista como una ruptura con los valores tradicionales de Porsche. Ello se sumó también a su controvertida estética, que al mismo tiempo se convirtió en un sello característico del modelo.

Sin embargo, el Panamera resultó ser un éxito en mercados como China y Estados Unidos, los cuales representan volúmenes importantes en las ventas anuales de Porsche. Tanto así, que en el mercado chino, el comprador de Porsche suele identificar más la marca con los Cayenne y Panamera, que no con los deportivos Boxster o 911. Casualmente, estos destinos acogieron poco más del 50% de la producción total del modelo, que fue de 164.503 unidades.

ultimo-panamera-primera-gen-2

Algo curioso de este modelo es que no se fabricaba por completo en la planta de Leipzig, pues sus carrocerías eran armadas en planta de Volkswagen en Hannover y luego enviadas para su montaje final a la factoría de Porsche. A diferencia de su antecesor, el nuevo Panamera será fabricado por completo en la misma planta donde hoy se producen los SUV Macan y Cayenne.

El nuevo Panamera se construye sobre la plataforma modular MSB, acoge nuevos motores V8 biturbo y su diseño tiene una línea más fluida y mejor resuelta, al tiempo que estrena nuevos elementos de telemática e infotenimiento. Aunque ya ha sido presentado, su debut oficial tendrá lugar en el próximo Salón de Paris 2016 y su comercialización iniciará en 2017.