Land Rover lanza su camioneta híbrida Range Rover P400e

El especialista británico en camionetas anuncia algunas novedades en su gama para 2018 y una de las más interesantes es la nueva versión híbrida enchufable para su modelo más lujoso: la Range Rover P400e. Como es de esperar, estará disponible tanto en la versión corta, como en la alargada e incorpora algunos sutiles cambios, casi todos ellos inspirados en la nueva Velar.

Estéticamente, el exterior se ha suavizado, adoptando algunos trazos de la citada camioneta mediana, mientras que en el interior recibe las tres pantallas digitales (dos de ellas táctiles) que sirven para gestionar diversas funciones y proyectan información relacionada con la conducción y el funcionamiento de su esquema de impulsión híbrida, así como del sistema Terrain Response 2, que ha sido calibrado para distribuir de forma precisa el torque del motor eléctrico.

Precisamente, el esquema mecánico de la Range Rover P400e lo conforman el motor turbocargado de gasolina en posición longitudinal (un 2,0 litros de 300 HP) y la máquina eléctrica alojada en la transmisión (de 116 HP), que en conjunto producen una potencia total de 404 caballos. Este es alimentado por una batería de ion-litio alojada bajo el piso del baúl, cuya capacidad es de 13,1 kWh.

El fabricante precisa que pueden elegir dos modos de conducción: uno que gestiona automáticamente el funcionamiento de ambos motores en función de las necesidades de aceleración (Parallel Hybrid) y otro en el que avanza con el empuje exclusivo del motor eléctrico (EV Mode). El primero también cuenta con dos formas de gestión de la energía (Save o Predictive Energy Optimisation), que bien regulan la capacidad de la batería en caso de que se desee usar más adelante o según las condiciones de la ruta.

   Range Rover P400e

bwd  Página 1/2  fwd

PRESTACIONES Y RENDIMIENTO. Según la marca, la Range Rover P400e es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 220 km/h si se emplea la energía de los dos motores, mientras que su autonomía en modo 100% eléctrico es de 51 kilómetros y su tiempos de recarga oscilan entre casi tres y siete horas y media, dependiendo de la capacidad de la red eléctrica.