Ford presentó en Alemania los primeros detalles de la séptima generación del Fiesta, uno de los modelos más exitosos de la historia

Para sustituir a los exitosos modelos de sexta generación (vigentes a nivel mundial desde 2008), Ford anuncia una renovación total para uno de sus modelos estrella: el Fiesta, un subcompacto del cual se han vendido más de 17 millones de unidades desde 1976 y que acumula 40 años de fabricación ininterrumpida.

Si bien se conservó la plataforma del auto anterior, el fabricante anuncia un aumento en la rigidez, gracias al uso de aceros de alta resistencia y soldadura laser en varias áreas. Por su parte, la carrocería tiene 4,04 metros de longitud (7 centímetros más que la anterior) y sus líneas adoptan el estilo más reciente de la filosofía estética Kinetic Design 2.0. Gracias a ello, se consigue un coeficiente aerodinámico de 0,28, valido tanto para la carrocería de tres, como de cinco puertas.

   Ford Fiesta Titanium 

Una novedad de esta generación es que se ofrecerán cuatro líneas de acabado, bien diferenciadas entre sí. La primera es la Titanium, que será la estándar y se distingue por el estilo de la parrilla y la forma de los parachoques, principalmente. Está se complementa con la edición deportiva ST-Line, que viene de serie con rines de aleación de diseño específico, parrilla y parachoques exclusivos, así como un kit deportivo exterior. En la cabina cuenta con asientos más envolventes, timón deportivo y pedales metálicos.

Las grandes novedades son los acabados Active y Vignale, a la fecha inéditos en este modelo. El primero constituye una variante crossover del Fiesta, con aditamentos exteriores de color negro y un despeje respecto al suelo de 18 centímetros. En el caso del Vignale, se trata de una versión orientada al lujo y por ello no solo cuenta con una apariencia distintiva exterior (que incluye rines de 18 pulgadas), sino también con detalles más lujosos en su interior, mayor atención a los acabados y unos tapizados de mejor textura.

   Ford Fiesta ST-Line


Si los cambios son bastante notables en el exterior, Ford también renovó el habitáculo del Fiesta, configurando una cabina más amplia y moderna, que adopta el timón y la disposición de los mandos que ya tienen otros recientes modelos de la casa. La conectividad sigue siendo un punto importante y por ello la interfaz multimedia SYNC 3 se puede gestionar a través de una pantalla táctil de 6,5 pulgadas u otra de ocho pulgadas, ambas con conexión Apple CarPlay y Android Auto. El techo corredizo panorámico será otra opción llamativa de este modelo.

Si el Fiesta ya era un referente en cuanto a equipamiento de seguridad, esta nueva generación da un paso más allá y ahora también podrá incorporar elementos como programador de velocidad activo, asistente de frenada de emergencia con detección de peatones, cambio automático de luces cortas y largas, detección de obstáculos en el ángulo muerto del retrovisor, alerta por tráfico cruzado, alerta y asistente de cambio involuntario de carril y sistema de parqueo semi-automático. Algunos de los asistentes funcionan gracias a la sincronización de un sistema formado por tres radares, dos cámaras y 12 sensores de ultrasonido situados alrededor de la carrocería.

   Ford Fiesta Vignale 

La oferta de motores también se ha racionalizado y, al menos para el viejo continente, únicamente se ofrecerán impulsores de tres cilindros de gasolina o de cuatro cilindros turbodiésel. En el caso de los primeros habrá un atmosférico (1.1 Ti-VCT de 70 HP u 85 HP) y uno turbocargado (1.0 EcoBoost de 100, 125 o 140 HP), mientras que la alternativa en diésel corre por cuenta del 1.5 TDCi de 85 HP o 120 HP. Estarán disponibles cajas mecánicas de cinco o seis cambios o una automática de doble embrague y seis velocidades.

La marca menciona también que el comportamiento dinámico de este modelo ha mejorado, pues la incorporación de un subchasis delantero modificado, barra estabilizadora frontal más rígida y unos ejes más anchos (con el consecuente aumento en la trocha) han permitido mejorar el agarre, la calidad de rodadura y el tacto de la dirección.

   Ford Fiesta Active

Ford indica que los concesionarios europeos iniciarán la distribución de la séptima generación del Fiesta a mediados de 2017, por lo cual es factible que el modelo actual siga vigente en América al menos un año más, mientras el fabricante hace los preparativos necesarios para iniciar su producción a nivel regional. A su vez, queda pendiente la aparición de la variante sedán, la cual seguramente será novedad en alguno de los salones del automóvil que tendrán lugar en China o Estados Unidos a lo largo del próximo año.

ford-fiesta-vignale-d