El paseo entre el pueblo de Yauca y la pequeña localidad de San Juan de Marcona puede parecer agradable, a tan solo un centenar de kilómetros de distancia por la Panamericana a orillas del Pacífico, pero el programa diseñado para los pilotos y tripulantes del Dakar distaba mucho de ser idílico. 

La jornada de descanso del sábado se antoja especialmente merecida para los pilotos del Dakar al término de una 5ª etapa que ha incluido los sectores cronometrados más largos y variados del rally.

Más artículos...